Viendo: Gigantes de acero


kling kling (es un sonido de campana de box según yo) 

La verdad es que estoy muuuuy cansado, si hijos, hasta Papá Dios se cansa  y tengo muuuchas ganas de irme a dormir, pero la hamburguesa que tengo frente a mí fue más fuerte que todo en la vida, y me devolvió las ganas de recomendarles algo muy bueno, muy similar a mi hamburguesa:

Un graaaaaaaaaaaan pedazo de carne que quieres probar ¡ya!,  los colores son atractivos desde el principió, el diseño de los robots esta impresionante, la música muy atrayente, actores que son bonitos y la jugosa carne de  Hugh Jackman.

Con muchos ingredientes que dan un sabor completo a la película, todo lo que va sucediendo se va agregando de la manera adecuada y nada excesivo. La evolución de ese nuevo lazo entre padre e hijo no va de manera forzada, te vas involucrando con ella a medida que avanza la película, no hay diálogos larguísimos que piensas que jamás terminaran.

Y bueno, el sabooor! Dirigida por Shawn Levy, quien consigue que todo sea delicioso, que quieras regresar a probar nuevamente, las actuaciones son agradables y situándonos en el tipo de filme que es son buenas.

En verdad recomiendo esta película, a mi me encantó y a los que conozco que la han visto también, solo hay que recordar que no verán chicas hermosas lavando carros y sangre sobre sangre, no, en este filme se intenta retratar la relación entre un padre y un hijo que mejora mientras arreglan maquinas y se internan en el mundo de las luchas, muy tradicional ¿no?.

Dejo el Trailer para que la consideren entre las opciones de la cartelera.

Nota: al igual que mi hamburguesa que es gigante, la película dura 127 minutos.