Cosas de Libreros 98


Clienta: Hola, estoy buscando un libro de arte hebreo, lo que tengas de hebreos, es que me encanta todo lo hebreo.

Yo: (Atareado porque estoy solo y hay muchos clientes) Sí, claro, permíteme tantito y te busco en el sistema.

C: Gracias, eres muy amable, me encanta que decidas ayudarme porque fui a tu otra sucursal y le pregunté a un muchacho y me dijo muy grosero que no tenían nada.

Y: Quizás no tenían nada.

C: Pero no buscó en su sistema, no hizo el intento.

Y: Bien, mira, me parece que si tenemos algo pero está en otra sucursal.

C: ¿En cuál? (le digo la sucursal) ¿No me lo pueden traer? Es que no me gusta ir ahí, es donde no me atienden bien.

Y: Claro que sí, tardaría unos días.

C: No es problema, yo vivo aquí enfrente, justo enfrente, así que puedo pasar por él en cuanto lo tengan.

Y: Claro, ¿puedo tomar tus datos para que cuando llegue el libro te avisemos)

C: Sí (me da su nombre).

Y: Bien, sería todo.

C: Pero cómo sé qué sí lo vas a traer, es que me gusta mucho lo de los hebreos y no me importa lo que cueste, pero lo quiero tener ya.

Y: Mandé un mensaje y me lo tienen que confirmar (un poco más nervioso porque varios clientes comienzan a llamarme para que les ayude).

C: Ya, claro. (Voy a atender a otros clientes y ella sigue parada junto a la computadora).

Y: ¿Algo más en lo que te pueda ayudar?

C: Sí, me gustaría que les escribas para que te contesten.

Y: Quizá están un poco ocupados y por ello no contestan.

C: Entonces márcales, no se pueden negar a contestar una llamada por muy ocupados que estén. (Me habla otro cliente).

Y: Permíteme tantito.

C: Sí, pero escríbeles, que te lo manden.

Y: Sí (atiendo al cliente, regreso a donde está ella). Les voy a escribir ahora mismo.

C: No, quiero que les marques hasta que te contesten, quiero saber que lo tienen y que te lo van a mandar.

Y: Pero mi sistema dice que sí lo tienen y que me lo pueden enviar.

C: Pero quiero que les llames.

Y: (Tomo el teléfono, marco, no contestan) Disculpa, seguro que están ocupados (me habla otro cliente).

C: No, márcales nuevamente, si quieres yo también les marco desde mi teléfono.

Y: Permíteme tantito (atiendo al cliente y regreso) Voy a marcar.

C: Sí, y ya no me dejes.

Y: (Marco, contestan) Hola, habla David, para solicitar un libro.

Compañero al teléfono: Sí, ya vimos tu mensaje, pero tenemos mucha gente, no te podemos contestar al momento.

C: Diles que busquen el libro.

Co: Ya escuché, dile que se lo estamos buscando.

Y: Dicen que te lo están buscando.

C: Diles que lo encuentren, que me urge que te lo manden.

Y: (Sonrío, no paso el mensaje).

Co: Ya lo tenemos, te lo mandamos.

Y: Gracias. (Cuelgo) Que sí lo tienen, que me lo van a mandar.

C: ¿Sí te lo van a mandar?

Y: Sí.

C: Háblales nuevamente, que lo aparten, que no se venda.

Y: Sí me lo van a mandar es porque ya está apartado.

C: Sí, qué bueno que lo tienen, es más, sabes qué, no quiero que me lo traigan, voy por el ahorita mismo, márcales y diles que voy por el libro.

Y: Les voy a mandar un mensaje porque tienen mucha gente.

C: Preferiría que les marcaras.

Y: Claro, (me habla un cliente) en un momento.

C: Pero yo llegué primero.

Y: Lo lamento, les voy a mandar un mensaje, que vas por el libro. Ahí te van a estar esperando.