Cosas de Libreros 101


Yo: ¿Cuáles son los albures más cerdos que conoces?

Compañero: Uy, tengo muchos (comenzamos a hablar de albures y palabras obscenas. Media hora después llega un cliente a la librería)

Cliente: Hola, hoy no creo llevar nada, pero quiero felicitarlos. Siempre he creído que las personas que trabajan en bibliotecas y librerías son muy cultas y propias en su lenguaje. Honestamente, felicidades.

(Nos volteamos conteniendo la risa).