Cosas de Libreros 104


Mismo Cliente que 103: Hola, una pregunta, ¿tendrás algún libro que me recomiendes para una chica como de mi edad que estudia psicología?

Yo: Claro, ¿buscabas algo en especial? ¿Una novela, poesía, periodismo, filosofía, cuentos?

C: Sí, estaría muy bien una novela.

Y: ¿Lee mucho?

C: Sí, le gusta mucho todo lo que se escribe en Latinoamérica.

Y: Seguro que le puede gustar este (le entrego Cien años de soledad).

C: ¿Tú ya lo leíste?

Y: Sí.

C: ¿De qué trata? ¿Cómo son sus personajes? ¿dónde ocurre?

Y: Bien, pues es mitad biografía y mitad ficción, eso es muy importante.

C: Mitad biografía y mitad ficción, ¿qué más?

Y: Bien, pues la historia es básicamente la de un hombre que nace en una isla con pocos habitantes que poco a poco van muriendo de una enfermedad muy extraña. De ahí él comienza a quedarse sólo hasta que en su cumpleaños número cien muere el último habitante de esa isla. Cosas muy recurrentes son una cabra que no da leche que muere en su cumpleaños número cincuenta y árbol de manzanas que nunca deja de dar fruta.

C: Increíble.

Y: Pero por ello te digo que mitad es ficción.

C: Gracias.

Y: Sí, es lo que yo recuerdo del libro, espero no equivocarme.

C: ¿Pero entonces estás seguro o no?

Y: Es que no recuerdo bien si mueren de una enfermedad extraña o mueren por una enfermedad común que no tiene cura allá.

C: Ah, bueno, entonces básicamente esa es la historia.

Y: Sí.

C: Gracias (Media hora después llega la misma chica de 101, toma Cien años de soledad). Mira, este libro honestamente me gustó, sé que no es tan bueno como muchos dicen, lo sé, pero honestamente tiene algo que me generó muchas cosas, pensar en este hombre que vivió sólo en una isla y comenzó a ver cómo todos morían de una enfermedad que se llevaba a toda la población, imagina pensar que en tu cumpleaños número cien se muere el último habitante, terrible. Lo que más llamó mi atención es el claro significado del árbol de manzanas, que evidentemente remite a la Biblia y yo creo que lo de la cabra estuvo demás. ¿Tú ya lo leíste?

Ella: Sí (lo mira dubitativa).