Cosas de Libreros 14


Señora: Buenas tardes

Yo: Buenas tardes ¿en qué le puedo ayudar?

S: Pues no mira la verdad es que (y se pone a contar una historia sin pies ni cabeza, luego, mientras sigue hablado, toma una revista, la abre y comienza a leerla en voz alta  para otros clientes que la miran extraño cuando se les acerca para leerles y mostrarles algunas fotografías de la publicación).