Día 0


17 de Marzo de 2020

Hoy será el primer día del encierro, bueno, el día cero, porque tuve que ir a la universidad a tomar la última clase antes de que regresemos el siguiente mes. Platicamos un poco de las alternativas que tenemos para seguir con los cursos en linea. La profesora dice que posiblemente no nos atrasaremos tanto, porque sólo son tres semanas (ya que descuenta la suspensión de Semana Santa), pero honestamente me preocupa mucho tener que reponer clases, he comprado un vuelo para Nueva York y París dentro de unos meses para ir a ver a un amigo y sería una pena tener que cancelarlos.

Luego pasé a revisar unas cosas a la delegación, porque mi vecina nos mando un citatorio a todos los del edificio, que porque no arreglamos las cosas que ella quiere. En la delegación me dijeron que están hasta la madre de ella, que le pongamos una demanda por hostigamiento. En mi caso el documento venía a nombre de otra persona así que no me tuve que presentar el día en que citaban, que será para el 30 de marzo.

Llegué a la casa y tuve mi tutoría con mi director de tesis, primera tutoría por internet, se sintió extraño porque siempre interactuamos mucho, con lecturas, libros y demás cosas que me muestra en su cubículo, pero supongo que tengo que empezar a acostumbrarme.

Revisé mi correo y  tenía una notificación de la universidad diciendo que se suspendían las clases, que ese periodo de suspensión “paulatina” se había convertido en un toque de queda donde ni profesores ni alumnos tendríamos contacto, más que para lo necesario, para exámenes de grado ya programados para esta semana. Mañana tengo, tenía, una exposición programada, pero ya estamos viendo con mi profesor cómo lo arreglamos. La idea es que nadie salga, que no se propague la enfermedad.

Suena un poco a que estamos viviendo en una situación terrible pero me parece todo lo contrario, veo con ánimos esto que está ocurriendo, vamos a tener tiempo de reorganizar las cosas que consideramos prioritarias, avanzar en la tesis, hacer ejercicio en casa, vamos, no es el fin del mundo, podemos adecuarnos. Hay videos de gente en Italia cantando en sus balcones o haciendo cosas de ese tipo, me parece inspirador, más que los imbéciles que se acaban el papel de baño, porque claro, en el fin del mundo lo más importante es limpiarse el culo con papel que no raspa.

Mañana voy a hacer un poco de supermercado, tengo varias cosas así que será lo usual, pastas, sopas, mantequilla y quizás harina por si se me ocurre preparar un pastel o algo.

En definitiva nada de ver las noticias todo el tiempo, sólo algunas publicaciones para estar al día pero de forma tranquila. Mi papá me dijo que mis hermanos están bien, les suspendieron las clases en la primaria y en la secundaria, sólo él y su esposa van a seguir trabajando, no consiguen que se los hagan a distancia. Mi mamá estaría muy molesta con toda la gente volviéndose loca.

Bien, pues no pasa nada, veremos mañana si las cosas cambian.

Olvidé mencionarlo, me compré unos calcetines de cinco pesos en el centro, un par con figuras de dinosaurios y el otro con un extraterrestre.

3 comentarios el “Día 0

  1. Hola, David, ¿Desde dónde escribes? ¿Desde alguna parte de México?
    Me gusta tu descripción del primer día, pues cuanto más lejos se está al leerlo, más curiosidad cubre y los detalles se agradecen, acercan un poco a la realidad, pese a ser subjetiva siempre, claro. ¡Gracias! Yo escribo desde Madrid.

    • Hola! Muchas gracias!! Escribo desde México y por el momento los detalles del relato son reales, sin embargo estoy pensando darle un giro ficticio, jugar con otro tipo de enfermedad y la reacción de la sociedad, aún no lo decido, lo decidirán estos días en cuarentena. Cómo está el ambiente por allá? Cuídate mucho!

  2. Esta vivencia proporciona momentos y estados de reflexión muy propicios para la escritura. Como punto de partida es potente.
    Aquí… Resistencia. Estado de emergencia. Encierro. Difícil mantener la cordura de la rutina el día a día. El manejo de las redes, la comunicación, sobre qué hablar, ante el exceso de noticias, nada alegres, abrumador. Falta por llegar al desgaste, y hay iniciativas grupales, y chistes, memes, y muchas realidades, pero hay que nutrirse y concienciarse para estar en una misma.

Deja un comentario.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s