Leyendo: El perfume.


Cada uno de nuestros sentidos está destinado a comunicarnos algo, a proveernos de la información necesaria para descifrar aquello que sentimos, la percepción se nos presenta. Actos en los que nuestro sentidos se hacen participes son actos de disfrute del cuerpo, de goce sensorial, de erotismo, de repulsión. Nos confundimos ante la presencia de algo desconocido, ante el roce de nuestra piel con texturas diversas. Hemos trabajado la vista hasta entender los discursos que captamos con ésta, hemos estudiado todo cuanto nos rodea tratando de darle una explicación a aquello que construimos día con día, nuevas imágenes, nuevos relatos, nuevos sonidos, nuevos textos perdidos en el sentido hasta que no los desentrañemos.

Pero hay un discurso que no ha sido tratado con mucha recurrencia, discurso tan inasible por etéreo quizá, por presentarse ante nosotros como un fantasma, como el alma de las cosas que nos rodean y de lo que se compone. Nos remite a momentos específicos de nuestra vida pues con lo que más trabaja es con la memoria y los recuerdos por ser la única parte de nuestro cuerpo en la que se puede alojar, por no tener un medio mas donde permanecer de forma significativa. En instantes nos puede provocar tanto con solo ser percibido, hambre, deseo, tristeza, añoranza, alegría, repulsión, confusión, embelesamiento… enamoramiento.

Jean-Baptiste Grenuille nació en un espacio donde todo era podredumbre, muerte, descomposición, donde cada superficie desprendía un hedor repulsivo. Estuvo a punto de morir de la misma forma que sus hermanos mayores; debajo del puesto de pescado de su joven y atractiva madre quien dio a luz cómo otras tantas veces. Pero Grenuille, entre la delgada línea que lo dividía de la muerte y de ser como los demás, decidió que no quería morir, que aquello que lo hacía distinto sería su principal arma para poder sobrevivir. Sus fuertes pulmones le ayudaron a gritar y todos notaron que existía, incluso su madre quien tras ser acusada por deshacerse de él fue condenada muerte.

Jean-Baptiste creció distinto a la mayoría de los hombres. Concebía el mundo por su escancia, por su aroma, vivía en el mundo de los olores y era el que conocía yel único que podía nombrar, no entendía bien que era dios y por qué la gente lo adoraba a pesar de que aquello que lo presentaba tenía olores tan insulsos y pobres. Pero sí pudo advertir el tipo de comportamiento que tenían los demás cuando entraban en contacto con algún aroma. Grenuille decidió que quería poseer todos los aromas del mundo, aprender a preservarlos además de crear esencias nuevas y extraordinarias. Alimentado por esta obsesión se encaramó en la misión de conseguir aquellos olores capaces de crear el mejor perfume del mundo, uno ante el cual el mundo entero se arrodillara y se entregara por completo, uno que fuese superior al que anuncia a el Dios de los hombres.

Grenuille fue aquel que consiguió dominar el lenguaje de los aromas, encantando y engañando a las personas con discursos que los idiotizaban, confundían o transformaban. Cada uno de sus experimentos es prueba de ello y nos expone a una fragilidad ficticia pero no por ello distante. El texto propone un personaje que conoce el mundo de los olores y que tras un proceso lento y dedicado consigue dominarlo por completo. Nos muestra un ser ajeno al mundo en el que la mayoría vivimos y que al ser un “artista” de los aromas, sufre el proceso de creación.

El texto se desarrolla bajo la voz de un narrador vivo, con emociones y sentimientos que se desprenden a lo largo del relato soltando oraciones con algunos juicios de valor y siendo como aquellos cuenta cuentos que nos interrogan a la mitad de la historia preguntándonos qué pensamos pueda suceder. El titulo anuncia ser la historia de un acecino, pero anuncia mucho de lo poco que sucede puesto que a lo largo del libro se muestra la vida de Grenuille solo perfilando al artista-acecino que reúne lo necesario para crear su gran obra.

Por mucho que el texto nos evoque aquellos aromas desagradables y agradables que están en el universo del relato, y que son una imitación del nuestro, queda muy marcada la intención de Patrick Süskind de que todo el tiempo captemos (imaginemos) los olores, pero a medida que avanzamos en la historia, este recurso se va dejando de lado y luego vuelve a  ser retomado de manera abrupta y en ocasiones forzada lo cual puede llegar a hacer que nos confundamos puesto que ya habíamos desarrollado fragancias en torno al escenario donde se supone está situada la narración. Me parece que es loable este intento pero no suficiente pero no por culpa del escritor, más bien por la naturaleza de aquello con lo que se está tratando y que es el plano de los aromas, el discurso del olor al que es difícil tener acceso e imposible, diría yo, cuando se trata de ir mas allá de la evocación.

Un texto agradable y entretenido, sin ser complicado y bastante claro en lo que se nos presenta, descripciones exactas y detalladas que nos transportan con facilidad a la Francia del siglo XII. Süskind hace algunas referencias al marco histórico que rodea la novela, pero bien son detalles sin mucha importancia que enriquecen el texto pero que al mismo tiempo reducen su calidad al ser imprecisos y poco claros. Bien se pueden omitir y contar la historia con mayor calidad a incluir estos elementos que solo distraen un poco la mente del lector. Un libro para esas ganas de leer algo sin complicarse la mente.

Anuncios

Viendo: De Roma con amor.


Imaginemos una película con Gael García, Ana Claudia Talancón, José María de Tavira, Penélope Cruz, Nicole Kidman, Matthew McConaughey (Ay wey), Jonny Weston, Abigail Breslin, Michael Cera y una aparición casual de Silvia Pinal (o alguien del estilo, igual no es muy importante, sólo le vamos a hacer una aparición casual). Ahora, escogemos los que se vean mejor juntos y tengan algún tipo de coincidencia en su carrera actoral cómo que sus películas gusten al mismo público o que se caractericen por interpretar algún tipo de cintas. Luego a estos grupos les hacemos una historia que valla de acuerdo con sus perfiles y estas historias las sacamos de otras películas que ya hallamos dirigido, le aplicamos formulas por las que ya nos conocen en el mundo del cine y por qué no, una de las historias trata sobre nosotros, porque muchas de las películas que hemos dirigido ya tratan sobre nosotros. Las shitstorias suceden todas en la capital de México, el fabuloso DF, pero no en el que se vive día con día, sino en el que nos anuncian los comerciales de agencias turísticas. Así todo pasa en el zócalo del DF al atardecer, en un café de La Condesa, en la colonia Roma, en las ruinas del centro, en el palacio de San Idelfonso, en una de las típicas chalupas de Xochimilco, en una Terraza de algún hotel o restaurante de “buen gusto” o en una calle escondida que se vea sumamente bonita. Listo. Ahora sólo falta la música, qué mejor que ambientar con ritmos latinos o con boleros, todo dependiendo del contexto, siempre canciones de esas por las que nos caracterizamos en el extranjero. Iniciar el filme con una canción famosa, no el Rey porque esa no va con lo que queremos retratar, qué tal… qué tal cielito lindo o mejor aún, un bolero famosón, uno del Flaco de Oro, ¡O Bésame mucho! ¡Sí! Esa me gusta, también la pondremos al final para despedirnos de un Distrito Federal de sueño, será orquestada o con mariachi. Tenemos cuatro historias con los actores listos para hacer su trabajo, con una fotografía de tríptico turístico y un ambiente que hemos cuidado hasta el mínimo detalle sea agradable, encantador, cozy por donde veamos. La ropa de los actores ciertamente corresponde a estos personajes comunes y casuales de México que en la vida real nadie usa. La historia de nuestro personaje, es la de nosotros mismos porque siempre somos el centro de nuestros filmes menos cuando no. La película comienza, suena Bésame mucho, vemos los títulos seguidos de imágenes del Distrito Federal soñado e irreal, atractivo y antojadizo, nos conduce la cámara como por un pequeño tour hasta que nos topamos con un personaje pintoresco (otro elemento de trípticos de viajes que al final de la cinta dirá lo mismo que éste primero pero que nos lo mostrará en otra visita al Distrito Federal) cómo la señora que prepara antojitos, la vemos trabajar un rato, disminuye el volumen de la canción de inicio y la escuchamos hablar diciéndonos: En México suceden muchas cosas, infinidad de historias que pueden ser contadas, historias de amor y esperanza, de bla bla bla, sucede algo gracioso, se le quema algo en el comal, y todos nos reímos porque es graciosos según Woody Allen. Todo esto es “De DF con amor”, la nueva peli de Allen grabada en nuestro país… o en Roma, da igual, es eso.

Woddy Allen se caracteriza por ser un workaholic (como su personaje)que hace cine incansablemente y que de todo lo que hace en ocasiones tiene aciertos por los que aplaudimos su trabajo o fallas que nos hacen pensar cómo es posible que pagáramos cuarentaicinco pesos por ver eso y no El caballero de la noche asciende.  En la sala casi vacía solo una persona se atacaba de la risa y era en aquello que hacía a la película insoportable o aburrida. Cabe aclarar que soy de los que pocas cosas no les gustan, basta con ver las otras películas de las que luego hablo. Yo imploraba a los dioses que esas casi dos horas que para mi fueron seis, terminaran. Ninguna de las historias me agrado, las actuaciones de los actores tuvieron poco interés y supongo que en su mayoría fue por tener un personaje carente de provecho o ser uno que han interpretado toda su vida: ellos mismos. Me parece que lo más triste (y triste me refiero a triste en el sentido de que es triste, deprimente, nada bonito, feo en el estomago, incomodo, vergonzoso) fue ver una película de un director interpretándose a él mismo en una historia en la que nos tenemos que burlar de él puesto que así lo quiere. Reírse de uno mismo, pero hasta en eso hay formas de no ser tan pobre.

La película se compone por cuatro historias que nunca se juntan  y que no tienen relación una con la otra más allá de ser una película ya dirigía por él previamente y por estar llenas de lugares comunes y escenas pintorescas. Una amiga me dijo que con él no se sabe si está haciendo algo para reírse de nosotros o para que lo sobre interpretemos o para algo más, pero algo seguro en él es que no es un imbécil, cómo él se autodenomina en la cinta, y que las cosas no las pone así porque sí. Nos ha demostrado que en verdad sabe ser bueno y no a un nivel mediocre.

Una historia es la de un hombre que va con su mujer a Roma de luna de miel (que bonito lugar común como las lunas de miel en ciudades como Roma) y que piensa quedarse para siempre por cuestiones de trabajo. Al llegar al hotel, Milly (Alessandra Mastronardi), la esposa de Antonio (Alessandro Tiberi) – ¡Dios! hasta los nombres son casi idénticos- decide salir a hacerse un peinado y se pierde en la gran ciudad, encontrándose con una actriz famosa del cine italiano que se interpreta a sí misma (nuestra querida Silvia Pinal) quien le presenta a un actor famoso que intentará acostarse con ella, al llegar al hotel aparece un ladrón y se arruina ese encuentro sexual… aunque ella termina acostándose con el apuesto Ricardo Scamarcio, el ladrón en cuestión. Por su parte Antonio tiene que presentar a su nueva esposa a la familia, pero le han juagado una broma, no su familia, alguien más, y es que una prostituta, Penélope Teamo Cruz, ha sido contratada para él. Su familia hace acto de presencia y en ausencia de Milly la sustituta como su mujer será Penélope. Irán a comidas importantes y sucederán cosas graciosas pero que no salen de lo predecible cómo personas que reconocen a Penélope en la comida con los empresarios. La historia finaliza con ambos personajes reuniéndose en el hotel, después de haber tenido relaciones con alguien más, y decidiendo irse de Roma después de una tarde romántica en el hotel. Creo que lo mejor de ésta historia y en general en la película es Penélope, llegó, hizo su trabajo de la mejor manera y desapareció.

Otra historia es la de un arquitecto que se encuentra con un arquitecto más joven que vive con su novia quien le dice que va a llegar su amiga loca-histérica-atrapahombres a vivir con ellos por un tiempo. El arquitecto mayor (Alec Baldwin) le advierte a Jack, el joven interpretado por Jesse Eisenberg, que terminará mal, pues él ya lo vivió. El triangulo amoroso nos recuerda un poco a Vicky Cristina Barcelona a acepción de que Ellen Page, la amiga loca, es una actriz mentecata, en su personaje… y probablemente en la vida real también lo sea. Su papel como mujer que atrapa a los hombres es lo más patético y alejado de lo que puede ser una mujer loca, sensual, atractiva y peligrosa y eso es claro en tanto que Page no ha salido de su estúpido y aburrido papel de Juno. Creo que lo único bueno en lo que ha estado Page es el Origen, aunque su actuación es igual de pendeja. Su voz es irritante y nasal, hasta lenta, su actitud insoportable, su mirada, su cara, toda ella es justo lo que Allen necesitaba para el papel de la actriz nada brillante. Qué mejor que juntar en esta historia a dos actores del cine alternativo o para gente joven. Pueden adivinar en que termina, fornican en un carro, él está enamorado de ella y en el momento en el que él va a terminar con su novia ella recibe una llamada para hacer una película. Obviamente lo deja y él sigue con su novia. Primero pensé que el papel de Baldwin era innecesario, pero por el contrario es un personaje que sirve para explicar la naturaleza de los otros personajes, sirve para hablar de lo falsa que es Page en el papel de Mónica (inicial con la que inicia María Elena, el personaje de Penélope en Vicky Cristina, no hay relación probable pero me pareció curioso) y nos explica su forma de actuar, citar frases de escritores sin conocer sus obras, en sí de hablar de todos estos posers intelectuales.

La historia de Benigni es sobre un hombre normal, común en Roma, de esos que se levantan todos los días y tienen una rutina y una oficina y una familia y un carro y demás cotidianidades. De momento, sin saber por qué, se vuelve famoso y él al preguntar sobre su fama le responden que es famoso por ser famoso, que hay muchos famosos que sin hacer nada solamente hacen eso: ser famosos… tremenda barrabasada y mensaje de fabula. La historia es aburrida hasta el cansancio y Benigni nos fastidia con una más de sus interpretaciones que tanto detesto. Si lloraron con Bambi y La vida es bella tengan por seguro que con esta van a reír eternamente y entonces es hora de leer El diario de Ana Frank que también es detestable… a mi parecer cabe aclarar. La historia concluye en que deja de ser famoso y pide nuevamente atención. Se encuentra a su ex chofer y éste le dice otro mensaje muy de cuento y enseñanza de vida.

Finalmente, la historia que menos me aburrió, fue la del mismo Allen quien interpreta a un jubilado hombre de la industria musical. Allen viaja a Roma para conocer a su futuro yerno, el guapo de Flavio Parenti en el papel de Michelangelo (por qué no una María más en nuestra película) quien conoció a la tierna actriz con cara de mustia Alison Pill interpretando a Hayley, quien, por qué no también está metida en el mundo de las artes. Allen está en desacuerdo con ese matrimonio y en una comida familiar, mientras  Giancarlo (Fabio Armiliato), el padre del novio, se está bañando, se escucha una angelical y talentosa voz que proviene de la regadera. Allen se maravilla y decide convertirlo en una estrella de ópera. La tradicional familia que nos intenta mostrar Allen se rehúsa y viene un enredo en el que al final Giancarlo se convierte en un cantante de ópera de regadera. La puesta en escena sólo puede ser con Giancarlo dentro de una regadera en el escenario, de lo contrario no podría cantar con ese talento suyo. Al final las criticas son buenas para con el cantante de arias pero para el personaje de Allen (no importa el nombre, todos sabemos que es Allen) desfavorecedoras e incluso lo llaman imbécil, palabra que Allen “no entiende” y la adopta con fingido gusto.

Sé que siempre les recomiendo algo para ver. Esta ocasión les recomiendo que vean Batman: el caballero de la noche asciende o Spiderman. Pero ésta no, no paguen el cine y cómprenla después para verla en la comodidad de su casa. O vean un anuncio de turismo por Europa, lo mismo pasó con Media noche en París. Espero la nueva película de Allen, que siempre nos da algo de qué hablar y por favor, el que Allen sea Allen no es gracioso, lo gracioso es que un director haga algo gracioso de verdad. El renombre a la hora de la calidad no le da o le resta puntos a algo.

Leyendo: La melancólica muerte del Chico Ostra.


 

“El niño de ojos de clavo

de estaño en un solo día terminó de montar su árbol

Pero se veía muy raro

pues él mismo no veía.”

 

 

Así cuenta uno de los pequeños relatos que nos ofrece el genio de cabellos retorcido detrás de Batman, El extraño mundo de Jack, Marcianos atacan, Joven manos de tijeras y tantos filmes que a lo largo de un tiempo nos han hecho pensar en que el cine de Holliwood no sólo está lleno de explosiones y dramas, si no que está la posibilidad de construir dentro del mismo formato algo distinto, y cabe decir, no es cine independiente o “de arte” como lo catalogan en algunos videocentros.

La melancólica muerte del Chico Ostra es un libro publicado en diciembre de 1999 (no se si esto tenga que ver con que Burton tiene una relación intima con la navidad) y que trae entre sus páginas muchos personajes con diferentes historias, la mayoría de ellos, niños con problemas de contacto social, seres solitarios y con desvaríos que yacen en su naturaleza, relatos que a manera de cuentos en rima dan vida a pequeños fragmentos de la historia de estos personajes, con los que titula generalmente cada uno de sus cuentos.

El título del libro lo toma del cuento más extenso que tiene lugar en un matrimonio donde un niño nace siendo mitad ostra a quien da muerte su propio padre. Cada uno de los relatos viene acompañado de ilustraciones que el mismo Burton dibujó, así que si ya conocemos su estilo y toda su estética sabremos de qué tipo de niños estaremos hablando. Algunas de las imágenes precisan de colores y otros son más que claros dibujados con unas cuantas líneas grises y manchones de lápiz.

Se que probablemente estarán pensando… ¡Pero David! El libro fue escrito en inglés, cómo te atreves a decir de esa manera que es un buen libro si ni siquiera has leído los textos originales y las traducciones en muchos de los casos se distancian del texto original o hace que este pierda su sentido y mas cuando tratamos textos en rima, no se puede pensar en la fidelidad absoluta de un texto que encima contiene la genialidad del maestro Burton y que bla bla bla bla… pues si, para aquellos que digan eso el libro también cuenta con los cuentos en inglés, digo, para que veamos en su totalidad el valor del libro.

Título que recomiendo para todos y todas las edades, para niños y niñas que estén cansados de las princesas que besan sapos y para señores y señoras que quieran un cuento para antes de irse a dormir.

Leyendo: Bartleby el escribiente.


“Me llamaban Ismael”, así dice una línea de una canción que me recuerda a mi mejor amiga y a uno de mis escritores favoritos; me lo recuerda por el nombre del personaje principal en una novela clásica sobre una ballena blanca.

Me refiero al mismísimo Herman Melville y su gigantesca Moby Dick, tan grande como la ballena… de la que no voy a hablar, sino que hablaré de uno de sus cuentos más simbólicos, tristes y para algunos, adelantado a su tiempo, un cuento que ha sido publicado miles de veces y estudiado por diversas ciencias sociales, que muestra una imagen de nihilismo tras un velo que aún no es descrito, del que Vila-Matas adopta la idea para su obra Bartleby y compañía.

Bartleby, el escribiente, publicado en 1856, es un cuento clave en la literatura inglesa donde Melville trabaja con un momento de su propia vida en el cual no tenía ganas de vivir ni hacer nada, donde el hecho de la existencia por la existencia dejó de ser válido y se convirtió en el motivante del ser para existir; es decir, la perdición del sentido llevada a los extremos.

Bartleby es un hombre joven que trabaja como escribiente pero que con el transcurso del tiempo deja de hacer las cosas, deja de encontrar una razón para seguir haciendo algo, es sorprendente la manera en la que el desgano lo va inundando y más aún cómo no notamos esta transformación en él: nos resulta ajena y extraña, la entendemos cuando ya es muy tarde para nosotros y para él.

Melville tuvo una vida llena de tropiezos e incidentes que lo desmotivaron, orillándolo a pensar que su literatura no serviría de nada, pero al conocer a Hawthorne se le revela algo importante para que siga escribiendo, ambos han alcanzado la eternidad, el mismo Melville lo dice después de largas charlas con su amigo y tras comprender que su obra sería recordada.

En sus relatos y obras encontraremos personajes desarrollados en el ámbito psicológico, algunos piensan que debería ser considerado dentro de los modernistas en la literatura, pues así como Kafka, Joyce y Proust, su literatura guarda un serio sentido en el reflejo de esta nueva psique social o colectiva. Sin embargo sus relatos no dejan de mostrar el estilo acostumbrado por los demás autores de su época, aunque Melville se ve mucho más desenvuelto y desenfadado que sus coetáneos, como Hawthorne, por ejemplo.

Actualmente existen muchas ediciones que tienen por contenido este cuento no tan breve. La editorial Veracruzana, en su colección “Biblioteca del Universitario” ha decido incluirla junto con otros de los principales cuentos del autor mientras que la editorial Nórdica ha decidido hacer una edición dedicada únicamente al cuento con ilustraciones de Javier Zabala, Premio Nacional de Ilustración 2005, quien ha ilustrado mas de 60 libros en todo el mundo, sin duda una edición lista para ser disfrutada por el lector.

Viendo: Rec 3 Génesis


Oh si! Zombies y amor en la misma historia, todo lo que uno puede esperar cuando uno va a ver una película de terror!

Soy muy fan de “Rec” desde que vi la primera parte, recuerdan? Con la periodista que termina siendo arrastrada por un ente extraño que se encuentra en el departamento de un científico que investigaba el caso de una niña del vaticano y su relación con los exorcismos, pero el principio del virus que los contagia es superior al religioso, es uno científico, todo esto sucede en un edificio durante la noche, noche en la que entra el cuerpo de bomberos, junto con la periodista, a investigar algo extraño que sucede, todos terminan convertidos en fabulosos zombies que provocan que nos peguemos a la butaca, o el sillón, por tanto miedo que provocan. Todo esto lo vemos desde la cámara del cojonudo de Pablo quien no deja de grabar todo lo que sucede. La película finaliza fenomenalmente. Dirigida por Jaume Balagueró y Paco Plaza en el 2007, contando como elenco a Manuela Velasco, Ferran Terraza y Pablo… además de los Zombies.

Después aparece al segundo filme en el año 2009 dirigida con los mismos directores. Todo sucede en el mismo edificio donde se sitúa la primera película y claramente es la continuación de la primera parte, pues arranca con acción y donde se quedó la anterior. Mas sangre, más sustos, más brincos en la butaca, ahora tenemos más versiones de lo que sucede en la casa, pues entra un grupo de fuerzas especiales con sus camaritas en el casco y vemos versiones de los que están luchando contra los zombies y los que ya son zombies, finalmente lo que en un principio se tornaba como algo prometedor pues era un virus lo que amenazaba se convierte en la peor idea del mundo, son zombies por una cuestión en la que se contagian el diablo! Si señores! Contagio del diablo! Jajaja, Nos encontramos a la periodista que terminó siendo arrastrada en la primera película de pie frente a nosotros, como si nada, pues resulta que ahora ella tiene el diablo adentro… una payasada pues que aunque nos saca nuestros sustotes se torna muy tonta. Ah! Y el elenco! Zombies antiguos y zombies nuevos, nuevamente tenemos a Manuela, Ferran y Pablo, pero no cuentan porque ya son zombies.

Y ahora si, a la última parte!

(Sonido de campanas y boda) Se escuchan las campanas y estamos en una boda, donde uno de los personajes esta medio herido en la mano porque un perro (el mismo que tenía la niña de la primera película que se volvió niña zombie pues el perro que husmeaba en el apartamento del científico la lamió) lo mordió en la veterinaria. Entonces ya se imaginan lo que pasa no? Pues que en la boda se convierten en zombies los demás. Pero ahora si rompemos con lo que se venía planteando en las películas anteriores, nos queda claro que la intención del ahora director Paco Plaza es… es… aún no se cual es, porque tiene un humor bastante ridículo, no es muy funcional, que culmina con el final que es pésimo, el cual aísla todo lo que ya venía trabajando en los filmes anteriores, la idea de que los novios se busquen durante toda la película y ello implique enfrentarse a los zombies es, honestamente, muy cagada… y mas la manera en la que la llevan acabo, entre armaduras, espadas y cierras. El final logra una cosa, y es que se cierre la película totalmente y nos muestre un panorama ya fuera del edificio, es decir, hace que el universo donde sucede la película se haga más amplio, pero eso es todo, la película se abre y se cierra por completo. No importaría si no hemos visto las películas anteriores para saber de que trata esta. No les contaré el final para no arruinarlo para aquellos que quieran verla, pues una cosa es segura, si brincas y te emocionas durante toda la película, es entretenida y los momentos de acción funcionan bastante bien. Solo les advierto una cosa, el final no es grande, creo que trata de ser gracioso como toda la película pero se queda en gerundio (tratando pues). Los actores son Leticia Dolera y Diego Martín. Además se habla en muchos lugares de la aparición de Javier Botet como la niña Medeiros y según yo es imposible pues Rec 3 (génesis) inicia antes de estas dos primeras partes y temporalmente es en la misma noche que Rec 1 y 2. Probablemente sucede la aparición de dicho actor en escenas donde vemos el reflejo de los zombies. La película nos deja mucho que desear y nos da pistas para la cuarta parte… si es que después de esto algunos quieren ir a verla.

El futuro es incierto para la parte final, titulada Rec 4 (Apocalipsis) en la que se supone será una continuación de la segunda parte y concluirá la historia en medio de Barcelona llena de Zombies y la aparición nuevamente de Ángela Vidal (Rec 1 y 2). Probablemente, por muy mala que haya sido la tercera parte, iré a verla… aunque si releo esta entrada, podré saber con que me voy a encontrar.

Les dejo el trailer de Rec 3 y no se las recomiendo mucho si son serios con su crítica, pero por parte contraria, si solo quieren reírse y brincar de sustitos, es una opción dominguera palomera.


Y la nota es que en este nuevo filme se olvidan ya de la cámara en primera persona para pasar a una filmación con un formato más común al que ya estamos acostumbrados.

Viendo: Little Shop Of Horrors (La tiendita de los horrores)


Don’t feed the plants!!!!

¿Recuerdan la película Rocky Horror Picture Show?

Musical, comedia, mucho humor, ciencia ficción y algo de terror en este nuevo filme que les recomiendo ampliamente! Dirigido por el gran Frank Oz y con un elenco que nos recordará inmediatamente a muchas de las mejores comedias familiares que hemos visto a lo largo de nuestra vida.

Con Rick Moranis, Ellen Greene, Steve Martin (quien me caga la madre pero sólo en este film aprecio su actuación), James Belushi, John Candy y el fabuloso Bill Murray, un elenco que nos cuenta la historia de una florería que va a la ruina absoluta hasta que aparece Seymour (Moranis) con una exótica planta de la que no tiene la menor idea que especie es y decide ponerle por nombre Audrey II. La planta resulta ser una encantadora atracción para todo el mundo que comienza a visitar la florería haciendo que el negocio prospere.

Todo es miel sobre hojuelas cuando se rebela el secreto de la fantástica y extraña planta que se concibe en un inusual elipse de sol.

No les voy a decir de qué trata toda la película, obviameeeeente! porque perdería todo el chiste si les cuento que es un musical que mas allá de tocar el tema de la ciencia ficción nos presenta una historia de amor, un amor totalmente inusual entre dos personajes absurdos. Las canciones y las apariciones de los personajes se ubican dentro de un mundo que ridiculiza las actitudes humanas de personajes cotidianos, son tipos que resultan ofensivos si se les toma con seriedad, porque la película no ha de ser tomada con seriedad. Los colores son atractivos, escenarios que nos recuerdan mucho a Hairspray y los Muppets en Manhattan. Intromisiones absurdas dentro de los números musicales, una historia que realmente se cuenta con las canciones que a su vez son bastante agradables y coherentes con el filme.

La película es bastante agradable, una película para ver con aquellos que les gusta este tipo de humor acido y que disfrutan de las bromas absurdas y simples, pero que entienden los gags que en su mayoría son visuales.

Esta película tiene una historia en particular, porque han de saber que es un clásico del cine siendo ésta, la que reseño, una versión adaptada de la primera película grabada en 1960 (por el director Roger Corman y protagonizada por Jonhathan Haze y Jackie Joseph, además de un pequeño papel para Jack Nicholson. La primera película es un filme que pertenece a las serie B, películas de bajo presupuesto y actores novatos o no tan famosos que cuentan historias ridículas, absurdas, risibles y nada serias, pero por el contrario de muchos filmes de esta serie, La Tiendita de los Horrores alcanza un gran éxito y se adapta veinte años después al teatro musical, adaptándose este el filme del que hago esta entrada. Podemos diferenciarlas por sus títulos originales: The Little shop of horrors la de 1960 y Little Shop of horrors la de 1986, omitiendo solo el THE.

Les dejo el Trailer para que se den una idea de lo que posiblemente verán.

Viendo: Contagio


Aprovechando este puentesito, espero que hayan ido a ver películas o a escuchar música o a relajarse a una banca del zócalo mínimo.

Yo no fui a lugar alguno, tuve función de teatro y me quedé en casa adelantando tareas para estar con menos estrés ahora que se acercan finales de semestre.

Pero eso sí, el fin fue día de cine y las opciones eran Actividad paranormal 3 (que ya la vi, si me gustó, pero no tengo nada que decir sobre ella) y Contagio. Decidí ver la segunda.

Contagio (Contagion) es una película dirigida por Steven Sodorbergh e interpretada  por Matt Damon, Marion Cotillard, Laurence Fishburne, Jude Law,Gwyneth Paltrow, Kate Winslet, Chin Han y Elliott Gould.

Más allá de si la película tiene o no tiene una fotografía hermosa, una secuencia de imágenes impactantes, actuaciones absolutamente naturales y un historia que da mucho para hablar, lo más importante de la película es ese corazón que hace que todo se mueva, un corazón humano que narra las relaciones sociales que vivimos cotidianamente y que las lleva a un extremo en una situación de contingencia mundial.

No es de esperarse una película con efectos especiales que nos hagan brincar de la emoción, es más, jamás nos veremos al borde de la butaca gritando lo que es injusto y lo que no, simplemente seremos espectadores de un fenómeno mundial, que es el contagio de una nueva enfermedad fatal que arrasa con la vida de las personas en todo el mundo, veremos como la lucha por la supervivencia saca quienes son en verdad las personas que fluctúan en el mismo espacio, como algunos son seres más centrados y conciben la realidad de manera distinta a otros que se dejan llevar por un pensamiento común: ver por uno mismo sin importar los demás.

La película retrata de manera natural los perfiles de las personas, y cada actor consigue interpretarlas de manera adecuada, veremos a aquellos que solo buscan aprovecharse de las situaciones y a aquellos que sin importar estas son inquebrantables a sus principios. No podría verse reflejado de mejor forma tal y como sucede en una de las últimas escenas, donde uno de los personajes principales rompe con uno de los estereotipos que quizá pudimos formarnos de él a lo largo de la película y vemos que en verdad actuaba de esa manera no por ser un exagerado, si no por cuidar por sus seres queridos.

Una de las principales interrogantes que nos encontramos es, qué está bien y qué está mal, mal sistemáticamente pero bien como individuos o bien ante los demás sin pensar en las personas que uno se puede llevar entre las piernas sin entender realmente lo que sucede detrás de todo un proceso que, en ocasiones, es muy fácil criticar sin llegar al entendimiento de que en ese proceso, también hay personas que no son los malos o los buenos, solo son personas con una diferente forma de regirse y vivir.

Contagio es una buena oportunidad para entender los actos de los demás y entender como somos, no para reflexionar y cambiar, eso no sucederá, simplemente para contemplar un poco la realidad y nuestra realidad partiendo de un suceso que puede ser real, recordando cómo se vivió el hecho histórico del  AH1N1.

Otra de la cualidades que encuentro dentro de la película es esta integración de elementos reales, que dan una temporalidad muy delimitada a la manera en la que vivimos, la mención de medios como Blogs, Facebook  y Twitter que además son uno de los principales símbolos de las relaciones sociales, así como música que contiene un discurso que acompaña perfectamente las imágenes y la historia,  música que no solo acompaña, sino que hace de los momentos que se están viviendo algo significativo y que es música que corresponde a este periodo de tiempo en el que vivimos.

Recomiendo mucho esta película, que aunque a muchos no les va a gustar porque no verán simios hablando y conquistando el mundo, no es una simple película palomera, tiene tomas hermosas, que transmiten mucho de los sentimientos y los pensamientos de los personajes, por mencionar uno, el momento en el que una de las Doctoras se encuentra en el hotel sintiéndose inferior y triste tenemos una toma en picada que pffft!!!!!!! Me mama!! jajaja.

Dejo el Trailer para que vean maso que es lo que se van a encontrar.

 

Nota: los amo mucho y no quiero que se enfermen en esta época de frío, abrigarse bien hijos jajaja.