Cosas de Libreros 46


Clienta: Hola, quisiera que me dieras un libro para esperar a alguien en el aeropuerto.

Yo: Claro, ¿algún género en especial?

C: No, lo que sea.

Y: Tengo algunas novelas sobre viaje.

C: No me gustan las novelas.

Y: De acuerdo, en el área de poesía tengo…

C: Tampoco me gustan los libros de poesía.

Y: Bien, ¿Te gustan los libros de ensayos?

C: No.

Y: ¿De historia?

C: No.

Y: ¿Biografías?

C: No.

Y: ¿Religión?

C: No.

Y: ¿Chistes?

C: No.

Y: ¿Actividades?

C: ¿Cómo crucigramas, sopas de letras y eso?

Y: Sí.

C: Ah, tampoco entonces.

Y: Seguro que de adivinanzas sí.

C: No ¿por?

Y: Sólo se me ocurrió.

C: Mejor le escribo que tome un taxi a mi casa. Gracias.

Cosas de Libreros 45


Señor: ¿Disculpa, dónde está el baño?

Yo: Subiendo las escaleras, al fondo.

S: ¿Puedo llevarme este libro?

Y: ¿Al baño?

S: Sí.

Y: Claro que sí pero primero habría de pasar a pagarlo a caja.

S: Pero no lo quiero comprar sólo lo quiero revisar mientras estoy en el baño.

Y: Me temo que entonces no es posible.

S: ¿Entonces para qué tienes los libros?

Y: Para su venta. S: Por eso la gente ya no lee (deja el libro y sube al baño).

Cosas de Libreros 44


Clienta: Disculpa dónde está tu sección de películas de libros.

Yo: Buen día, perdón, me parece no haber entendido.

C: Sí, todos tus libros que son películas ahora, dónde están.

Y: Me temo que no tengo una sección pero si gusta le puedo ayudar a buscar alguno en especial o los que yo sepa que son ahora película, aunque son muchos.

C: Si, quiero uno de una película que dice que está basado en hechos reales.

Y: Entonces estará en el área de biografías o historia.

C: No, porque es una novela.

Y: ¿Recuerda de qué trata, los actores o algún otro dato?

C: Sí, es sobre unas mujeres sirvientas.

Y: Probablemente sea este (le muestro Criadas y Señoras).

C: Sí, exactamente es este. No lo he leído pero me contaron que es de una mujer que se va de esclava a unas casas de señoras ricas durante doce años y ahí consigue su libertad tras darse cuenta de que cocinaba pasteles muy malos o algo así.

Y: No, este libro es sobre la vida de unas mujeres que trabajan como sirvientas y que son explotadas, marginadas y víctimas de racismo, mientras que la otra parte de la historia que me cuenta corresponde, o eso creo, a Doce años de esclavitud que también es un libro, ese es una biografía y también lo tengo.

C: ¿Entonces ahora tengo que leer dos libros por una película?

Y: No, son dos películas de dos libros distintos.

C: Eso ya no me gustó. Creo que mejor voy a ver las dos películas.

Y: De acuerdo.

C: Gracias… y deberían de poner un área como te digo para no tener más molestias.

Y: No es ninguna molestia. C: Pero no lo decía por ti, a mí me molesta no encontrar lo que busco.

Cosas de Libreros 43


Señor: Me gustaría hablar con el dueño.

Yo: Claro, ¿tiene alguna cita agendada?

S: No, pero creo que puede recibirme.

Y: En caso de que no esté ocupado no creo que exista problema alguno. Sin embargo ahora no se encuentra pero regresa después de las cinco.

S: Pero no puedo esperarlo.

Y: Si gusta puede escribirle a su correo o dejarme el recado y yo se lo doy.

S: Eso me parece muy bien. Quiero que le digas que estoy por escribir un libro y me gustaría venderlo en esta librería.

Y: Claro, yo le informo, aunque probablemente eso lo tendría que ver directamente con la editorial.

S: Eso es más interesante, no había pensado en una editorial.

Y: También existen las ediciones de autor, es decir, que usted mismo lo edita y lo promueve.

S: Tampoco había pensado en eso, creo que también es buena idea. Al parecer sabes mucho de libros.

Y: No tanto.

S: ¿Tienes alguna idea de qué puedo escribir?

Y: Pues… no sé… supongo que si tiene la idea de escribir un libro es porque tiene una noción sobre lo qué puede tratar.

S: No, sólo quiero escribir un libro y después venderlo para ganar bien.

Y: Pues eso sería bueno, sin embargo hay mucha competencia y es necesaria algo de suerte, que a los lectores les guste mucho, que tenga buenas críticas, vamos, son varias cosas para que pueda ganar bien con el libro.

S: ¿Entonces no crees que pueda escribir un libro?

Y: Sí, claro que lo creo.

S: Yo pensaba escribir algo así como de una mujer que se enamora de un hombre pero el hombre no puede amarla porque está casado.

Y: Bien, ese podría ser el problema central.

S: Sí, y me gustaría que él se enamorara después de otra mujer.

Y: Bien… suena bien la historia. Tengo algunos libros que le podrían servir para inspiración.

S: No, gracias, no me gusta leer.

Y: Ah…

S: Sí, creo que el verdadero trabajo de la literatura está en que los escritores escribamos de verdad en vez de estar perdiendo el tiempo leyendo.

Y: ¿Entonces usted ya es escritor?

S: Pues estoy en camino, quiero decir, voy a escribir una novela. Gracias por tu ayuda. Espero verte pronto para la firma de mi libro.

Cosas de Libreros 42


Señorita: (dirigiéndose a su amiga) … Te digo que es la continuación.

Amiga: Claro que no, es otra autora.

S: No, es lo mismo, ¿no has escuchado hablar de los pseudónimos?

A: Sí pero eso qué tiene que ver.

S: Que no se iba a arriesgar a que todo mundo la criticara por hacer nuevamente una serie de este tipo pero la idea es la que te explico.

A: No puede ser eso, es el mismo actor pero son historias distintas.

S: Sí, porque tiene que ocultarlo, es un recurso literario muy usado.

A: No, te estás equivocando.

S: Claro que sí, tiene sentido, se muere pero no está muerto y por eso es un vampiro.

A: Que no.

S: Sí, mira, todo sucede en el mismo tiempo, o sea, en la actualidad, y se muere según en las pruebas pero no pasa eso, es un desvío para que después se convierta en un vampiro y de ahí se saca una nueva historia.

A: Pero no es así, en los libros dicen que se muere y ya. Además no sucede en el mismo lugar. Es más, los vampiros que salen en Harry Potter son distintos a los de Crepúsculo. S: Sí, pero en esencia es lo mismo, es un truco, un truco literario para poder escribir otras cosas sin ser detectada porque…

Cosas de Libreros 41


Cliente: Mira, necesito un libro como de trescientas páginas. Poco para poder relajarme. Es que yo leo mucho.

Compañero: Mire, tengo este (le entrega un libro).

C: ¿De cuántas páginas es?… Espera, espera. Puedo saberlo por el peso. Es que leo mucho.

Cosas de Libreros 40


Señora: Hola. Quiero cambiar esta agenda del principito.

Encargada de caja: Claro ¿cuál es el motivo?

S: Es que fue un regalo y no le gustó.

E: De acuerdo ¿tiene el ticket?

S: Sí (busca entre varios pales de su cartera) aquí está.

E: Mire, sólo que hay un detalle, su compra tiene más de un mes. Por políticas de la empresa no podemos realizarle el cambio ya que sólo tiene treinta días a partir de la compra.

S: ¿Pero cómo? ¿Por qué? Háblale al encargado.

E: Claro, permítame un momento. (Va por la encargada del material de papelería y audiovisuales)

M: (A la encarga de de caja) No hay cambio pero yo se lo digo. (A la señora) Dígame señora ¿en qué puedo ayudarle?

S: Quiero cambiar esta agenda del Principito por esta otra (la muestra).

M: De acurdo, sólo que no puedo hacerle el cambio porque su ticket ya expiró y por políticas de la empresa no podemos hacer el cambio.

S: ¿Me estás diciendo que tire mi agenda? A mi no me sirve, no la quiero. Dime qué hago. Dime, qué voy a hacer si a quien se lo regalé no lo quiere. ¿O qué? ¿Si no te hubiera mostrado el ticket me haces el cambio sin problema?

M: No, en ese caso ni considerándolo podemos hacer algo.

S: Pero dime (comienza a llorar) son seiscientos pesos tirados a la basura, dime algo ¿quién lee los tickets? (incrementa su llanto).

M: (Molesta) Ya, hazle el cambio, con personas así no es posible tratar.

E: Claro. Haciendo el cambio son veinte pesos de diferencia.

S: (Sonriendo, sin lágrimas ni restos del sollozo). Perdón por el drama pero sólo así. Si hubiera sido Sanborns no se habría tenido que llegar a esto.

Cosas de Libreros 39


Cliente: ¿Con quién puedo hablar para hacer un cambio?

Yo: Dígame, cuál es el motivo del cambio.

C: Que no es el libro que quería (me muestra el libro aún cerrado).

Y: Tiene su ticket o algún comprobante.

C: No.

Y: Necesito su ticket para generar el cambio. Déjeme ver si lo rastreo en el sistema, permítame el libro (lo busco, no me aparece ningún registro del libro, ni título, ni autor). Disculpe pero este libro nosotros no lo manejamos.

C: Pero manejas libros, te traigo un libro y tu me das el dinero.

Y: No, para realizar el cambio tiene que ser un libro nuestro.

C: Quiero hablar con tu gerente.

Y: (Busco al gerente).

G: ¿En qué le puedo ayudar señor?

C: Quiero que me devuelvan mi dinero por este libro que no necesito.

Y: Ese libro no lo manejamos. Es un libro que compraron en otro lugar.

C: Sí, en una librería como esta.

G: Lo lamento, no le puedo cambiar un material que no es de nuestra empresa, tiene que ir a dónde lo compró y cambiarlo allá.

C: Pero ustedes venden libros, no entiendo cuál es el problema.

G: Que ese libro nosotros no se lo vendimos a usted. Tiene que ir a donde lo compró.

C: Pero es que en Sanborns me piden el ticket y no lo tengo.

G: Disculpe, no podemos ayudarlo (se da la vuelta) C: (Sale molesto de la librería).

Cosas de Libreros 38


Cliente: Hola, vengo a realizar un cambio.

Yo: Claro, ¿cuál es el motivo?

C: Por la simple razón de que no me gustó el libro (muestra un libro maltratado por uso).

Y: Lo lamento, sólo se realizan cambios por defecto del libro salvo algunas excepciones.

C: ¿Cómo qué excepciones?

Y: Como que a alguien le regalaron el libro y ya lo tenía entonces nos lo entrega cerrado, porque evidentemente el libro no tenía motivo para estar abierto y con el ticket o algún comprobante realizamos el cambio.

C: Bien, pues a mi no me gustó el libro.

Y: Y le repito que ese no es motivo para cambio.

C: Quiero hablar con tu gerente.

(Le hizo un drama al encargado de libros que era muy malo tratando con problemas de clientes. Se le autorizó el cambio).

Cosas de Libreros 37


Cliente (Hijo de un cineasta chileno de renombre): (señalando la portada de una película y dirigiéndose a mi compañera de discos) Este soy yo (deja la película y sale).