Leyendo: Tú me has matado


Últimamente he ojeado más cómics que de costumbre, quizá porque dispongo de poco tiempo para leer obras muy grandes y los cómics, también llamados novelas gráficas, son un tipo de texto que te satura de información en muy poco tiempo.

Buscando entre los estantes donde se ubica la novela gráfica me encontré con un título que había llamado mi atención desde hacía ya un tiempo. No tenia muy clara la idea de lo que podría tratar. Lo único que generaba interés en mi eran uno dibujos similares a esas series que transmitían en MTV cuando pasaban música y pocas caricaturas en vez de adolescentes festejando sus quince años y embarazándose a los 16. Lo primero que pasó por mi mente cuando leí el título fue una novela policíaca  algo aburrida y muy pesada, pretenciosa y con matices de intelectualidad falsa. Pero los dibujos me seguían interesando y me dí la oportunidad de conocer la historia.

Muy a la onda Lynch, con ambientes que te absorben por su extraña e incomoda calidez que consigue tenerte a ralla, Tú me has matado, cuenta una historia en dos tiempos distintos que hasta el final convergen y se despliega ante nosotros en un relato horizontal lleno de humor, drama, emoción y extrañeza de la buena.

Una pareja de policías se encuentra en medio de la nada y es allí donde cometen el primer crimen que estará ligado con el último paso de dos emisarios de Dios, de los hombres con camisa blanca y pantalón negro que andan por todos lados hablando de Dios, seguro saben de qué hablo. Así veremos desfilar ante nuestros ojos personajes sacados de un universo extraño pero en un desierto en el que su existencia es posible, mujeres de 4 pechos o la aparición del mismo Dios.

Tu me has matado es un cómic que en definitiva no es para todo tipo de público, dentro del texto encontramos algo como un discurso que se asemeja a una critica social, pero que no lo es. Hablar de policías corruptos, uno que otro marica cobarde, doctores pedófilos, agentes traidores, prostitutas reales y abusos entre los de la misma especie se aproxima más a hablar de una realidad que se vive en alguna parte del mundo, no digo vivimos porque muchos de nosotros no estamos cerca de ello. Sé que suena algo incoherente que hable de realidad cuando menciono seres extraños como extraterrestres que podrían estar presentes, pero estos elementos son los que consiguen que el relato se aleje del plano de la realidad para no caer un cómic pretencioso y aburrido de carácter absolutamente social ya que eso no es lo que pretende David Sánchez. Consigue una distancia moderada entre uno y otro y un equilibrio que agradeceremos por una historia bien contada y bien dibujada.

El trabajo de la ilustración es otro elemento que llama mi atención. De los cómics que he ojeado últimamente el dibujo es importante pero sigue en un plano ilustrativo, no alcanza las dimensiones del cómic del que hablamos. Aquí no hay diálogos largos que se acompañan de unos muñequitos diciendo esto y representando lo otro, no, aquí si hay acción dentro de cada viñeta y los globos son los necesarios. Un trabajo completo por donde se mire.

Puede que la obra tenga un defecto y es que te quedas con ganas de conocer más del trabajo de David Sánchez, quien por cierto, es un peloncito bastante simpaticón a quien si le serraba un ojo.

Les dejo una entrevista de la misma editorial donde se publica éste su primer trabajo y donde también ha publicado No cambies nunca, un cómic en el que regresan algunos de los personajes de éste universo que ha creado Sánchez. También les dejo el Trailer del libro para que tengan una idea de lo que hablo. Cabe aclarar que No cambies nunca no es una secuela de Tú me has matado, digo, para no quitarles a algunos las ganas.

Leyendo: Caperucita Roja


Todos conocemos la historia de la niña con su caperuza roja que va a casa de su abuela para encontrarse con el malvado y feroz lobo. Éste se hace pasar por la abuela para devorar a la niña. Otros tantos pero no muchos conocen que Charles Perrault, los hermanos Grimm y Ludwig Tieck tienen su propia versión de la obra y que estas varían mucho, los personajes se comportan de distinta manera, los finales son distintos e incluso la historia llega a variar.

No quiero hablar de uno de los cuentos que todos ya conocemos y mucho menos les diré que el cuento me gusta porque honestamente no es uno de mis “cuentos clásicos favoritos”.

Los cuentos de este tipo corresponden a las formulas ya descritas por Vladimir Prop en su Morfología del cuento en la que se expone una estructura en los relatos capaz de ser incluso una formula para la creación de nuevas obras. En un principio, muchos de estos textos andaban sueltos por el mundo, eran relatos orales que se intercambiaban y transmitían entre diversas lenguas. Los hermanos Grimm se toman a la tarea de buscar estos relatos y estudiarlos, muchos tenemos noción de ellos por ser quienes pusieron en forma historias como Hansel y Gretel, La bella durmiente o Pulgarcito. Los cuentos de hadas que desde pequeños conocemos. Pero el trabajo de estos hermanos va más allá de la recopilación de historias. Sus estudios en gramática comparada y lingüística histórica son importantes, que aunque ahora resultan un tanto primitivos, su estudio extraído del estudio en lengua germana da una de las principales leyes de la lingüística[1] que se ha complementado con el avance en la ciencia.

Vladimir Prop hace lo propio con los relatos desmenuzando cada uno y encontrando similitudes, dando nombres para referirse a cada uno de los personajes y explicando cuales son las funciones de estos en los relatos, juntándolos por valores que tiene el personaje en esferas que incluyen a uno o mas de los personajes, dando una explicación al porque de los finales y haciendo una reflexión de los casos particulares. Lo importante del trabajo de Prop está en la descripción de las estructuras narrativas de los cuentos.

Los relatos han perdurado con el correr de los años y se han modificado sin que esto cause afectación en la esencia o aquello que hace que estos cuentos sean vigentes, que los dañe, y es que no importa si dijéramos Caperucita, Blancanieves o Cenicienta, todos estos personajes quebrantan una prohibición y reciben su castigo aprendiendo de ello. Esto se debe a que todos estos cuentos son un reflejo de la sociedad, una reflexión de lo que somos y de lo que no tenemos que ser o hacer, por ello muchos son cuentos para niños. Las versiones que nosotros conocemos cuando somos infantes son las que se han ido censurando debido a la propia sociedad que sataniza los mismos actos que ejercemos y que en los cuentos se ven exagerados o subrayados. Jonathan Swift escribió un cuento de un pueblo que se comía a los niños para hablar de los niños que en aquella época nacían y pasados unos cuatro años, en promedio, morían por no tener que comer. El mensaje era, si traemos niños al mundo para que mueran de hambre mejor traer niños que sirvan para saciar el hambre.

Pensando un poco más en esto tenemos personajes que son la representación de los valores o cualidades morales o éticos de una sociedad. Caperucita roja está para representar a lo bueno y puro que se contrapone al Lobo siendo lo abusivo y malvado, lo impuro y profano. Luego aparece la abuela quien viene a ser la contradicción del lobo y que afirma la existencia y la razón de ésta en Caperucita, por el lado opuesto está la madre quien será la que propone al texto la prohibición que será quebrantada y por la cual se suscitará toda la trama desencadenada después del quebrantamiento de lo dicho por la madre. Todo esto trata de ser una enseñanza de vida para los lectores o escuchas.

Cuando tomé entre mis manos Caperucita Roja de la editorial Nórdica Libros encontré tres versiones del mismo cuento que dejaban ver una transformación en su forma de contarse. En determinada versión los personajes mueren y en otra los animales hablan, son variantes que saltan inmediatamente a la vista pero que no reflejan tanto como las modificaciones a los diálogos de los personajes quienes sueltan sentencias con juicios de valor bastante agresivos o moralistas que me cayeron increíblemente pesados. Me parece que en esto radica el interés de este compilado del mismo cuento ya que incluso las ilustraciones son poco disfrutables, no tienen un verdadero valor en la obra.

Me gustaría encontrarme con más publicaciones que permitan la comparación de obras que se han modificado. Imagínense un compilado donde se muestren las alteraciones que se le han hecho a la Biblia donde se haga notar lo que cada religión le omite, le aumenta o le “corrige”.

Nota: no es tan divertido como se escucha, incluso me aburrió la última versión.
Por último les dejo un video que me mandó mi amiga Flor que nos muestra esa Caperucita en otra versión.


[1] La ley de Grimm hace notar una transformación entre las consonantes del indoeuropeo al germánico donde las oclusivas sordas se convierten en fricativas sordas, las oclusivas sonoras a oclusivas sordas y las sonoras aspiradas en sonoras no aspiradas. Esta nota carece de interés cómo muchas que circulan por el mundo.

Leyendo: Brama.


La Sonrisa Vertical es la colección de la editorial Tusquets que publica libros de tinte erótico. El nombre deriva de la idea en la que el sexo femenino, visto desde una perspectiva distinta a la ordinaria, se asemeja a una sonrisa apreciada verticalmente. Imagínenlo.

La publicación más reciente de ésta colección lleva por título Brama y con un tremendo sentido que nos puede referir este concepto se idea una novela en la que, al entrar en contacto con ella, nos decepciona o desaparece. El título sin duda fue un desacierto pues no nos llena y terminamos pidiendo más de lo que se nos anunció.

Brama es la historia de dos hermanos, sus padres, dos mujeres y una casa que será el escenario de una lucha de autoridad. La historia comienza situándonos en un tiempo en el que ha sucedido todo lo que después se contará, por ello resulta un poco ajena esa primera parte y después es esa pieza que estuvo aguardando ser colocada en el rompecabezas. Me refiero que no inicia en el principio que compete al tiempo de la historia. Los demás capítulos con las voces de cada uno de los personajes que interesan a la historia, en la que sus experiencias y recuerdos (en su mayoría) darán movimiento a un espacio estático donde pensamos que ya no sucede nada, un espacio muerto y estéril para las relaciones humanas, pero latente para la naturaleza y los instintos animales.

La técnica empleada por David Miklos refleja experiencia, paciencia y gusto por su oficio ya que muchas de las emociones de los personajes se nos transmiten a través del texto de manera exitosa y gracias a ello podemos llegar a conocer mucho de ellos mismos. Incluso el humor hacer su aparición constantemente. Cada una de las voces que compone Brama está bien desarrollada y trabajada. No se escribe de la misma manera la voz de uno de los hermanos a la de su padre o su mujer así como no hablan de la misma manera. Por ello el carácter de cada personaje hace que pensemos que realmente es él quien nos cuenta la historia desde su punto de vista y no un narrador exclusivo creado por el autor para conducir el texto. Todas las voces se unen construyendo la historia en un narrador colectivo y cada voz está consciente de su papel en el texto. Ellos mismos, los personajes-narrador, te advierten de su presencia en el relato y de cuanto ellos te pueden contar a ti, hablan contigo, entablan una conversación con el lector. Los personajes parecen estar situados junto a ti y saben que su momento de contar algo se acaba o dará pie a otra cosa que tenga que decir uno de los otros protagonistas.

El morbo y la libido a que queremos vernos expuestos en el libro, quedan un poco sofocados. Si bien hay instantes donde la tensión sexual se libera y los deseos y necesidades son saciados, no son más que meros instantes, importantes por ser algunos de los pilares que sostienen y ejemplifican este argumento de la autoridad y el poder. Hay imágenes agradables que pueden despertar ese interés a lo erótico, pero a pesar de ser muy claras y digeribles son muy ligeras y poco impactantes. No es pornografía claramente, pero se reserva mucho y se limita a imágenes que ya nos son familiares.

Un buen texto desde la forma en la que está contado, que aunque deje algo que desear, nos brinda muchas otros elementos en su construcción que podemos disfrutar.

Leyendo: Nueve cuentos


Desde que leí El guardián entre el centeno, entendí que en los textos de Salinger siempre hay algo que se cocina. Un texto en constante construcción dentro de nuestra cabeza que genera ideas e imágenes que nos hacen cuestionar la obra. Generalmente en la lectura de algún texto[1] reproducimos estas ideas en algo a lo que yo denomino imágenes cognitivas, (aludiendo a la lingüística pero sin ocupar el término en su totalidad), estas imágenes son el resultado de una descripción de un texto al que tenemos acceso. Las imágenes vienen con un sentido muy fuerte al que damos significación en el proceso de la comprensión de ésta. Ésta comprensión hace que entendamos la idea, la podamos digerir y produzca algo en nosotros. Los textos se ven acompañados de dos ejes importantes: la técnica y la sensibilidad.

Dicho esto quiero compartir una opinión sobre nueve cuentos que hacen eco en mi cabeza una vez terminados, no son impresionistas, no está en su naturaleza serlo. Relatos que son contados a manera de diálogos de los que se puede pensar se abusa el recurso estilístico. Narraciones que en el acto presente de la lectura no son difíciles, es más, se podría llegar a pensar que son conversaciones sin sentido, vacías o que no dicen nada. El momento en el que la bomba que las contiene detona es cuando tocas el punto final. No hay que reflexionar mucho para darse cuenta de los sentimientos que el texto te transmite, tristeza, vacío, coraje, miedo y una mirada ante la situación personal a la que dejamos de ser ajenos y en la que generamos empatía.

Salinger sentía afinidad por el mundo de los niños, por la forma en la que éstos conciben su realidad, motivo por el cual la mayoría de los relatos incluyen niños que en sentencias directas hablan del mundo. Actitudes de niños que crecen o que son el reflejo de lo que se les pide ser. Nueve cuentos en los que el mundo ha afectado a una sociedad. Existe una línea sobre la que se manejan las historias y es la guerra; soldados, mujeres desoladas, esposos muertos, hombres vueltos a la locura después de terminado su papel en la guerra.

Algunos de los personajes que toman parte en estos cuentos pertenecen a la familia Glass, una familia de ficción de la que Salinger ha creado una historia y una genealogía y de la que se habla en la mayoría de los relatos escritos por el autor. Así hacen aparición tanto en El guardian entre el centeno, nueve cuentos y Franny y Zooey. Estos personajes tienen relación con la vida del propio Salinger, por lo tanto podemos ver que el sentimiento con el que impregna a estos cuentos es algo de lo que el autor extirpa de sí.

Estos cuentos no tienen el propósito de contarnos una historia increíblemente grandiosa y magnifica o de volcarnos en impactos de imágenes pesadas que nos harán exclamar un ¡oh! Ante alguna línea (cómo lo hace en su momento Hinojosa con Un chico de cuidado). Son textos que buscan transmitirnos algo bastante grande, que alcanza inmensidades difíciles a nuestra percepción pero en las que está sucediendo algo y que con un dialogo hacen que nos demos cuenta de todo un universo, el de los personajes o nosotros, que no es estático, sino que también tiene movilidad fuera del marco visual.


[1] Todo lo que podemos leer y que va más allá de la escritura.

Leyendo: La verdadera historia de los superhéroes


¡POW! ¡BAM! ¡¡¡ZAZ!!! ¡KAABOOOM! A muchos de nosotros la simple mención de estas onomatopeyas nos remite a una golpiza propinada por los grandiosos héroes que nos han acompañado de manera directa o indirecta en nuestra vida.

El tema de los superhéroes nunca se ha dejado de lado y se ha trabajado en todo tipo de artículos: videojuegos, ropa, series, películas, mochilas, loncheras, refrescos y un sin fin de productos de uso común. ¿Quién de nosotros puede decir que no tuvo algún objeto de un superhéroe? Son figuras que pertenecen al mundo ya de manera autónoma, un referente universal que ha traspasado todos los límites y que sigue en constante evolución (linterna verde ahora es gay, por ejemplo). Todos sabemos que cada uno de ellos es el resultado de un terrible destino al que ahora tendrán que afrontar con valor y que si no fuera por ellos, nuestro mundo (generalmente nuestro mundo se reduce a E.U.A.) quedaría destruido por fuerzas que continuamente lo están agrediendo.

La figura de estos personajes ha causado impacto en la sociedad, se incluye en la cultura pop y continuamente vemos escenas de estos íconos que ahora dan vida a discursos sociales, políticos y religiosos. Partiendo de la idea de que el superhéroe es aquel quien da la vida por sus seres amados, capaz de afrontar todo tipo de adversidades por mantener el bien de quienes, en cierta medida dependen de él, surge el libro La verdadera historia de los Superhéroes de Dulce Pinzón.

El libro de Pinzón nos muestra una serie de inmigrantes inmersos en la sociedad estadounidense, con empleos que sirven para su mantenimiento y el de la familia. Las fotografías vienen acompañadas del nombre de la persona que sirve como modelo, su lugar de origen, el trabajo que actualmente hace y la aportación en dólares que hace a su familia. Pero la fotografía nos ofrece un discurso bastante claro; al estar disfrazados nuestros modelos con el atuendo de un superhéroe como Batman o Wonder Woman se descubre esta idea del ser que deja todo para el bienestar de los que ama. Los vestuarios corresponden al oficio de cada persona: “Luis Hernández del estado de Veracruz trabaja como de moledor en New York. Manda a casa 200 dólares a la semana” reza el pie de una fotografía que muestra a Luis Hernández haciendo su trabajo en el traje de La Mole de los Cuatro Fantásticos.

Así vemos en cada una de las páginas que componen el libro héroes reales, puede que no para el mundo, pero sí para sus familias. Después del incidente del 11 de septiembre, Dulce Pinzón prestó atención a las personas que estaban ahí y cuyo final resulto trágico. Es probable que ya se hayan visto algunas de estas fotografías, pues circularon durante algún tiempo en la red y en nuestras bandejas de entrada, pero es en este título que entendemos completo el discurso de la fotógrafa y su trabajo descubriendo La verdadera historia de los superhéroes.

Leyendo: Un chico de cuidado


Francisco Hinojosa nos deja un agradable sabor de boca con sus cuentos en Un tipo de cuidado; donde nos muestra un autor menos preocupado por presentar un buen texto y más bien impresionista.

Un tipo de cuidado está lleno de cuentos en los que siempre (exceptuando uno), hay un muerto; mata a sus personajes a diestra y siniestra. Incluso en uno de los cuentos el personaje es un escritor que mata a sus personajes, un novelista que se mueve entre el terror y la línea policiaca. Los cuentos no dicen mucho, o más bien están tan cargados de puntos clave en la vida de los narradores, que muestran como en cámara rápida todo lo que les pasa, así discurren de manera ligera amoríos, matrimonios, sexo, infidelidades, golpes familiares, muertos (como queriendo resaltarlo), y tantos datos que hacen que la vida del personaje al que podríamos presentar mucha atención, no parezca más que un chisme que se pasa de boca en boca.

Pero el libro no está perdido, para nada, así como lo consigue en “A los pinches chamacos”, un cuento con humor negro negro y retorcido retorcido, como él mismo lo dijo en una conferencia (en la que me gané una de sus firmas). Los relatos nos atrapan fácilmente, nos enganchan, por ello cualquier lugar será el sitio perfecto que nos permita leer los cuentos, dejarlos en pausa y retomar la lectura nuevamente, no son aquellos textos en los que basta un pestañeo para perder el hilo de lo que se está hablando y más aún de lo que se viene cocinando dentro del texto. El relato es bastante noble y nos aguarda para que lo interceptemos en cualquier momento.

El libro toma el título por el segundo cuento, que no es el más importante probablemente como aquellos, dentro del mismo libro, que hablan de la sociedad en ese tiempo, de revueltas escolares, y de eventos reales, a excepción un cuento donde reviven muertos. Son ocho relatos entretenidos en los que, sin decir mucho, sucede toda una vida.

En definitiva el libro tiene algo que lo rescata de las sombras y nos recuerda que nos encontramos ante un escritor que sabe contar historias. Es el último de los cuentos, donde vemos, o nos situamos, en un ojo que ve muchos acontecimientos en una sola noche, una cámara que salta de lugar en lugar y que conduce a los personajes como una cadena. Una serie de sucesos en los que estamos situados en un lugar donde alguien más se sitúa y que nos arrastra a ese nuevo espacio en el que se mueve, que a su ves fluctúa con otro personaje que nos conduce por otro camino. Así hasta darnos cuenta de que estamos en un universo que es un círculo lleno de historias que se engarzan entre si… o mejor dicho… en una infinita y consecuente espiral.

Leyendo: El pequeño Larousse de la cocina.


¡Oh si! ¡¡OH SI!! FINALMENTE EN MIS MANOS UN BUEN LIBRO. Un libro con el que me identifico, que me transmite ideas, sentimientos, que puede transportarme a diferentes lugares, que genera en mi sentimientos y emociones diversas, que me hace dar gracias a la vida que me ha dado tanto, que me involucra con él, que se convierte en un compañero de viaje, un libro casi de cabecera, que podría amar, que me a cautivado desde el momento en el que lo toque. Tan grande como la Biblia, tan rico en contenido como el Quijote, tan lleno de sabor como los Chilaquiles, tan atractivo como Peña… ejem… como yo. Un libro que me vio, lo vi y supimos que nuestra unión era un vinculo de amor puro.

“Mas de 1800 recetas internacionales” reza la portada, El pequeño Larousse de la Cocina cumple lo que promete, puede que no esté lleno de imágenes y que a manera de diccionario nos deje ver un mundo encerrado que busca ser despertado en nuestras cocinas, que busca lugar en los platos y que exige alojar su contenido en nuestro estomago, no es un libro cualquiera para personas que cocinan, es un libro de cocina para cualquier persona que va desde lo mas básico hasta platillo inimaginables y a veces ridículamente extraños.

El pastel Saboyano está listo para ser sacado del molde mientras los camarones se fríen lentamente con hierbas de olor y ajo picado, el globo yace sucio en el fregadero por el delicioso punto de turrón que aguarda capear los camarones que ya están casi en su punto. La ensalada Du Barry esta fresca en un recipiente y los comensales al parecer están por llegar, son muchos debido a un sazón que has tenido tiempo de practicar con los años, tu madre, tu abuela te han pasado esas recetas tan deliciosas que parecían difíciles en un principio pero que ahora atesoras y preparas con habilidad. Recetas de todas partes del mundo, recetas que hacen que las personas, babeen y por las que yo, en lo personal, quiero que los demás prueben.

El este diccionario de recetas facilita la vida a todos los que no tiene idea de que es el punto de turrón, los picos blandos, cuándo sacar un pastel del horno, cómo reparar merengues o como rellenar un pollo sin muchos problemas. Una excelente opción para todos aquellos que decidan y que quieran experimentar con los demás sabores de la cocina que aguardan nuestra llegada.

Leyendo: Verde Blanco Rojo en la cocina mexicana.


Dicen que a un hombre se le enamora por la comida, que el amor le entra por la panza…

Yo no hablo por todos los hombres pero sí hablo por mí, que soy un hombre bastante complicado en sus gustos pero muy fácil de complacer, y esto se debe a mi dificultad para hacer elecciones y más cuando me presentan muchas posibilidades. Pongamos un ejemplo: llegas a un lugar donde venden desayunos y la carta es todo lo que tú quieres pero sólo puedes escoger uno de esos productos, finalmente te decides y ves que tiene posibilidades de combinación, que con pollo, que con cecina, con huevos, con tocino… entonces haces tu elección, llega el mesero y te pregunta que con qué los chilaquiles,  tú le respondes un poco avergonzado: “¿Se puede con todo menos huevos?”, el mesero te ve extrañado y formula la pregunta que causa eco en tu cerebro y te hace pensar en cuánto amas la cocina mexicana: “¿Verdes o rojos?”… Pues… diría… ¡bandera!

Lo más delicioso de la cocina mexicana, sin importar el estado del que provenga, es que se ha mantenido con el tiempo, tratando de ser lo más cercano a la cocina real, la cocina que todo mexicano come y no la alta cocina mexicana que incluye ingredientes que, por lo general son casi imposibles de encontrar. La cocina mexicana tiene historia y los mexicanos la hemos cuidado con mucho recelo, somos cuidadosos al pasar las recetas y mucho más a la hora de prepararlas (cuando generalmente terminamos agregando algo extra).

Fue una sorpresa la mía cuando buscando en los estantes un libro de cocina me encontré con el Verde blanco rojo en la cocina mexicana de Ricardo Muños Zurita. Al principio fingí desinterés debido a que generalmente los libros de cocina mexicana o los recetarios se dedican a la alta cocina. No es porque piense que es mala comida, sino porque necesito cantidades abundantes de alimento para poder funcionar como es debido. Sin embargo dije: David, por qué no hojearlo, ya fingiendo menos mi desinterés, y así lo hice.

Imágenes deliciosas, olores imaginarios, colores vivos y lo mas importante: recetas netamente sacadas de las cocinas mexicanas, tamales, pipián, moles, adobo de cerdo huasteco, aguacates rellenos de jaiba, calabacitas rellenas de elote, chileatole, chiles en nogada, papadzules, lomitos de Valladolid, rajas con crema, queso en hierbas mexicanas, pulques y demás recetas listas para ser puestas a fuego y luego a la mesa.

El libro es bastante útil para aquellos que quieren incursionar en la preparación de los sagrados alimentos, para aquellos que ya no se nos bate el arroz y para los que orgullosamente son las señoras (o señores) de la casa y se las saben de todas todas en la lumbre. Las recetas, que en algunos casos son complicadas, resultan bien explicadas y se muestran fáciles para la preparación, además de que al inicio cuentan con una nota del autor referente al platillo en cuestión. El libro se divide en: Verde, Blanco, Rojo, Tricolor y Recetas complementarias, contando con un glosario para aquellos que desconozcan algunos de los ingredientes.

En cuanto al autor no tengo más que decir que es un antropólogo de la cocina mexicana, o así se le ha denominado por el interés y la atención que ha prestado a la gastronomía de nuestro país. Las recetas tratan de apegarse a lo tradicional y las buenas costumbres de las cocinas, es un cocinero que se ha formado en cocinas parisienses y estudios en el extranjero, pero por encima de ello, hijo de familia mexicana con un restaurante de sabores de la costa.Un libro completo y listo para ponerse a la mesa… que, además, estoy seguro, lo quiere mi mamá.

Entrevistando a: Pola cocina así.


A lo largo de mi vida he conocido muchas personas que adoro y que respeto y que admiro y de las que me enamoro y de las que me he desenamorado y a las que odio y del tipo de las que me chocan y de las feas y de las guapas y con las que solo me rio y con las que solo me pongo una buena peda y que me ven caer y que me levantan y que luego se ríen y que me dan de comer y que me consienten y que pienso que son lo mejor que me pudo pasar en la vida y que me cagan y que no me cagan después y de muchos más tipos, pero de todas esas personas solo una me ha hecho sentir todo eso junto en una jornada de trabajo de dos horas.

Pola no solo es mi mejor amiga, es mi ex patrona a la que mandaba y mi rival en la conquista de hombres guapos e inteligentes que jamás nos harán caso, es una de las personas que más quiero y que encima admiro por muchas razones.

La siguiente entrevista la realizamos en una noche a solas en mi cuarto, noche en que mi madre estaba emocionada porque finalmente tenía una mujer en mi cama… lo mas que sucedió fue que nos pusimos a comer galletas dejando migas sobre mi almohada mientras yo le hacía esta sexy entrevista que resulta importante pues entendiendo su blog sabremos muchas de las historias que se contaran en un proyecto que se está cocinando y que huele muy bien.

David Ullhman: Pola, ¿por qué te llamas así?

Pola: Mis papas vieron un documental sobre Pola Negri, una actriz de cine mudo cuando mi mamá estaba embarazada de mí, aunque me gusta decir que es porque una amiga de mi mama que se llamaba Pola murió en el hospital cuando yo estaba naciendo

DV: La primera vez que hablamos me contaste que fue por la Divina Comedia

P: Si, jajajajj, hay muchas versiones, es porque hago un test de cultura general  a la gente que me pregunta. Hay tres opciones

a)      Pola Negri

b)      Amiga judía de mi mama muerta

c)       Por la divina comedia

DV: ¿Cuántos años tienes?

P: …

DU: ¿Muy bien, te gustan las galletas marías?

P: Amo las galletas marías

DU: ¿Y cuántos años tienes?

P: El año pasado cumplí 28 y el antepasado también

DU: ¿Qué es lo que estudiaste, cuál fue tu carrera pues?

P: Historia de las artes de la escena y de la imagen con especialización en el cine

DU: ¿Y por eso tan culta?

P: No, ya era culta, por eso escogí esa carrera

DU: Háblanos de tu blog  ¿qué es lo que más te gusta de tu blog?

P: Que es rosita, no, ¿qué es lo que más te gusta de tu blog? Qué clase de pregunta es esa. Mi blog es una proyección virtual de mi mundo interior. Trae las historias tal como las vivo que no significa que es como pasaron pero tampoco significa que las estoy editando y me permite expresarme con lo que yo siento que es la mejor manera de conectarse con una persona que es alimentando, pienso que es el roll principal, ser proveedora

DU: ¿Y te gusta comer?

P: No tanto como cocinar, disfruto una muy buena comida, pero no como tres veces al día

DU: Cuando eras niña qué era lo que más te gustaba hacer debajo de la mesa

P: Una vez me metí a un camper, a una camioneta camper de PEMEX con unos amigos que nos hacíamos llamar los mini espías, un amigo que se llamaba Carlos tenia una navaja de scout y cortamos la puerta a la medida que nos metimos y nos robamos sobrecitos de crema para el café y dijimos que era la prueba de que tenían drogas y nos fuimos a esconder debajo e la mesa de su casa hasta que de allí nos fueron a sacar su mama y un policía que nos habían seguido y eso es lo mejor que he hecho debajo de una mesa… de niña, eso me gustó pues, esconderme.

DU: Y que es lo mejor que has hecho arriba de una mesa?

P: Bailar All Star contigo y también servir una cena para doscientas personas pero eran más mesas

DU: Que significó para ti el BCBC

P: Estas aprovechándote de mi fama para que tengas más visitas en tu blog. El BCBC fue un proyecto de vida con una persona que estaba contemplada para estar toda la vida conmigo y correspondía ni a uno ni al otro, sino a la relación que creamos y a la manera que teníamos de convivir que era su amor por la música, mi amor por la cocina y nuestras ganas de compartir eso y el único amor mutuo que teníamos eran dos: uno por el arte y el otro por nuestro gato… no llores

DU: Y que es lo mas chingón que obtuviste del BCBC

DU: David, obvio

DU: Ok, pasemos a otra pregunta

P: No, lo mas chingón que obtuve del BCBC es que me dio en oro un puñado de amigos y me dio la oportunidad de demostrarme y de mostrar a mucha gente que dudó de mi que soy capaz de realmente dedicarme a lo que yo quiero, porque quiero cuando quiero y hacerlo bien y yo siempre tuve la necesidad de reafirmar eso ante mis padre porque me salí de su casa muy joven y significó un reto poder hacer eso

DU: Qué opinas de las personas que trabajan arduo por ellas mismas

P: Este, pues, realmente admiro mucho a mi papá porque desde chiquito le toco esforzarse mucho y conseguir las cosas con trabajo, a uno de mis amigos porque tampoco tuvo una vida fácil y no se deja vencer, tiene fija la idea de lo que quiere hacer y tiene un plan para lograrlo y no deja que nada se lo evite, y del tercer hombre no hablare porque no… jajajajaja… este, pero aprendí que uno puede salir adelante, uno tiene que ser una persona recta y que no tienes que echarte todas las flores del mundo porque eso es lo que tienes que hacer, no es una hazaña, es lo mínimo que tienes que hacer, trabajar por lo que quieres y serte fiel.

DU: Qué prefieres, los guisados, los postres, las fotos o las historias.

P: ¿En mi blog?.

DU: No, en la vida real.

P: Los postres y las historias son lo mismo.

DU: ¿Por qué?

P: Porque una historia es en realidad como termina una anécdota, es decir, sucede una anécdota pero de ahí surge una historia, puede ser algo dulce como un postre pero también un postre es como la venganza, un plato que se come frio, entonces, creo que están ligadas y esa es exactamente la idea de mi blog, es decir, es lo mismo, si tu lees la historia y lees la receta es lo mismo, son solamente dos presentaciones diferentes.

DU: Cuál es tu película favorita, de las que más te gustan.

P: Pues esto sonara esquizofrénico pero diría Blue Velver y Ratatuille.

DU: Ppppppfffffuuuaaagt!!!

P: ¿Porque?

DU: No no no, no quiero saber la conexión.

P: Mi película favorita es Blue Velvet.

DU: Y cuál es tu personaje favorito.

P: De Blue Velvet.

DU: No, en general, pero en el cine.

P: Osea un personaje de ficción.

DU: Si.

P: No puede ser de literatura.

DU: No.

P: La mujer maravilla, la mujer maravilla es un súper héroe femenino que no está atado a un hombre como batichica, así de “tenemos también una mujer” o Shina, aja, Himan tenía una novia que no, la verdadera fuerza de la mujer maravilla es que no tiene punto débil, todos los súper héroes caen por alguien, piénsalo, a Spiderman se lo tuercen por la Mary Jane, al Batman tiene la debilidad del trauma con la familia y también cuando se enamora. La Mujer Maravilla nunca en ninguna historia más que en los chistes malos que cuentan, pero en ninguna historia en la que sale ni en algún episodio ella se enamora de alguien, entonces ese es su verdadero súper poder

DU: Pero si ella es ficción, ¿por qué tú dices ser la Mujer Maravilla?

P: Yo soy la mujer maravilla porque hay dos razones; una me compraban ese disfraz porque cuando yo era niña mi hermano en febrero hacia su fiesta de cumpleaños de disfraces pero a mí me disfrazaban de la mujer maravilla porque no era rubia, siempre estuve entre la mujer maravilla y Blanca nieves, osea, las princesas y todo eso.  Y me gustaba mucho porque teniendo un hermano tuve acceso a comics y realmente yo si me enamoro, yo si tengo esa debilidad en la vida pero si tengo la idea de que hay que ser un súper héroe. Me gusta mucho su estética súper kitsch, me gusta, no sé, ¡que vista calzones con estrellas y un lazo!, son como la onda. Y no, yo solamente digo que soy la Mujer Maravilla porque realmente creo que entre todas las cosas que soy, soy una buen amiga, y siento que estoy ahí con mi lazo para ayudar a los demás, es así, ese es el roll que ocupo, puedes llamarme la Mujer Maravilla o Huston, pero sí, me gusta salvar la situación generalmente con muffins o galletas .

DU: ¿Cuál es tu novela favorita?

P: Drácula

DU: ¿Drácula?! ¿Neta?

P: ¿Si, No sabias? Pues realmente de novela estoy muy peleada entre Frankenstain, Drácula y Crimen y Castigo. De hecho crecí leyendo leyendo y leyendo siete mil veces cada una, Drácula y Frankenstain y en la universidad me obligaron a leer Crimen y Castigo y lo había realmente como evitado y me enferme, me dio fiebre y no me pude parar y terminé el libro y lo volví a empezar y lo volví a terminar , de la última página me volvía  pasar a la primera, y estaba súper enferma y no me podía parar, y yo creo que lo que realmente me enfermó fue la historia , pero si tuviese que escoger realmente solo una tendría que escoger Drácula.

DU: ¿Tú sabes cuál es mi novela favorita?

P:  ¿Harry Potter?

DU: No jajajaja

P: Eeeee mmmmmm aaah! Tengo un buen chiste, ya me acorde de uno. Spoiler sobre el último libro de Paulo Cohelo, al final el malo es el autor.

DU: Jajajajajjajajajajajja

P: Tu novela favorita, no se… ¿incluye vampiros?

DU: Dorian Gray

P: Dios los hace y ellos ponen un café, no sabía, así me va a pasar, por eso yo cumplo 28 cada año.

DU: Bandas favoritas

P: Au revoir Simone, Primal Scream y Rolling Stones

DU: Y tres artistas, supongo que en primer lugar Madonna

P: Madonna, Bergman y Oscar Wilde

DU: Ok, para finalizar porque no voy a escribir tanto, puedes hacerme tres preguntas, las que sea y te las contestaré con total honestidad.

P: Vuelve a decirme que tan bonita soy del uno al 10

DU: ¿Con total honestidad?

P: Si

DU: Antes te tenía en el 8, pero porque no estabas tan bien como ahora, no, neta el tiempo que te has ido te has alejado te favorece, tus manos las mueves muy diferentes que cuando estabas en el café y no es broma. Y ahorita ya te pongo el nueve

P: Y yo pensaba que me dabas el 6 pero me ponías ocho para que no me suicidara aquel día, neta? Órale, que bonitos ojos tengo.  Segunda pregunta, ¿vas a publicar también las preguntas que yo te haga? (David asiente) a huevo.

P: Tu qué opinas que haya cerrado el BCBC

DU: Pues para mí no fue bueno porque perdí el trabajo de fines de semana, jajajja, con buena paga, y deje de ser el que mandaba sobre los jefes, pero por tu parte creo que fue lo mejor porque muchas cosas no estaban muy bien.

P: Tercera y última pregunta ¿Qué es lo que realmente crees que hace nuestra fuerza juntos? y no digas la unión ¿Qué es lo que nos une?

DU: Que tenemos problemas todo el tiempo, cuando tú estas bien yo me estoy inventando problemas para que me los resuelvas y cuando yo estoy bien ahora es cuando tú te estás inventando esos problemas y yo los tengo que resolver. Si creo que es eso, que nos encontramos y somos personas que tendemos  a subirles a los demás el ánimo pero generalmente no  nos lo hacen a nosotros y nosotros muchas veces vamos para abajo, entonces como que hemos aprendido a echarnos la mano de esa forma, si, jugamos al sube y baja todo el tiempo.

P: Es una bonita metáfora, me quedo con el sube y baja

DU: Para finalizar ¿por qué recomiendas tu blog?

Porque para empezar trae buen chisme, no se necesita ser un genio para saber de qué se habla, no sé si recomendarlo, pero me sorprende mucho que la gente me diga está bien padre tu blog. El blog, aunque no estoy diciendo que las historias siempre estén apegadas a la realidad como dije al principio, sino a como lo viví, creo que mi blog es lo único en lo que soy sincera, soy yo realmente y lo que me gusta de él es que realmente así están pasando las cosas en mi cabeza, estoy pensando como cocinar, estoy uniendo lo que pasa y las personas que quiero dentro de la historia peo siempre desde como funcionan dentro de mí, entonces creo que es una manera de abrirme muy sinceramente. Es como una botella con un mensaje que aventar al mar esperando que algún día alguien lo lea y lo interese pero saben que no van a buscar la isla  vendrá a venir a salvarme, no, es como una proyección.

Finalizando la entrevista era hora de dormir, yo como buen caballero me fui a otra cama… y mi madre lloro en silencio.

Les adjunto el link del blog donde seguro encontrara muchas recetas de su interés.

http://ypolacocinaasi.blogspot.com/

Wooff wooff!


Ven chiquito! Así comenzó mi día de trabajo.

Mientras bajaba las escaleras de la librería vi ante mí a un chiquito hermoso que me veía sorprendido. Al llegar al último escalón se asustó y salió corriendo, yo di la vuelta a la sección de juveniles y sentí sus ojos posados en mi espalda… o mi trasero, no se bien. Dí la vuelta y me miro fijamente, seguí adelante y me siguió, luego regresé a la entrada y pregunte que si venía con alguno de los clientes y me respondieron que no, mientras el chucho no dejaba de verme, parecía que entendía todo. Me dirigí al baño y le dije, mmmm ven chiquito, y me siguió por todo el patio. Al llegar a la entrada del baño que le digo, espérame tantito, que se sienta. Voy entrando y me pregunta Maciel, mesero estrella, es tu perro, no, entonces ushcale.

Al salir del baño ya no estaba el tuso y me puse triste, preocupándome por su destino, pregunté a Maciel y contestó que lo había corrido. Fui a llorar con Luz, quien me contó que el can tiene dueña y que siempre entra y sale, que es súper lindo y bien educadito, como yo.

Eso me hizo pensar en mi segunda perra, que al llegar a mi casa, dos días antes la encontré escondida abajo de una silla y preguntando a mi madre de quién era me contó la historia de que encontró una cachorrita hermosa por la calle y tocando timbres y preguntando gente no dio con el dueño, así que se la llevó a la casa… ¡Feliz cumple Dabitch!

Actualmente la señorita es una mascota muy consentida, glotona y que ladra a modo de conversación. Su bello nombre, Kopa, que significa ladrido en la familia de la lengua Eslava.

Con todo esto quiero decir que los perros callejeros son bastante agradables, la mayoría, mi hermana se acerca y los acaricia sin miedo. Son animales que valen mucho, que su valor no es monetario, pero que tienen una historia que los aproxima a seres mas reales y menos objetos. Ayer caminando por una plaza entre a preguntar por el costo de una Bull Dog y no me la bajaron de 25 mil, con certificado, vacunas y… ¡Chip!, ¡Un puuuuto chip!, ¿qué significa eso?. Se que sirven para evitar la perdida de perros, evitar los perros abandonados. En verdad es una solución posible, no del todo porque es una minoría la que pagará por tatuar o poner un chip identificador a su perro. (La federación Canófila Mexicana tatúa sin costo y los chips se colocan solo si el perro pertenece a una raza pura).

Pero ¿qué sucede con los perritos callejeros? ¿Acaso tienen menos valor que los demás perros como perros? ¿Yo valgo menos que un niño rubio por mi color de piel? OBVIO NOOOOOOOO!!! PPPPPPPPFFERGIUSHGUL! NOOO!. Los perros también tienen el mismo valor que los demás, tal vez las características de la raza si sean importantes dependiendo del hogar y los dueños que tendrá pero para ello puedes escoger el perro en casas de adopción.

Por qué no adoptar, por qué no darle amor a otro ser que probablemente te lo valla a devolver.

Me despido recomendándoles que amen mucho a sus mascotitas.

Nota: Esterilicen a sus animales… y también a sus esposos, no habría perros en la calle jeje.