Perténope – cuento


“Emergió apresurada, como si algo en el agua la persiguiera. Al salir observó el agua con terror.”

Revista Purgante publicó un cuento mío. Espero les guste tanto como a mi me gustó escribirlo. Pueden leerlo aquí.

Cosas de Libreros 52


Señor: (A sus dos hijos pequeños) Muevan todos los libros como quieran, jueguen a que van a acomodar la librería. (Los niños lo obedecen poniendo libros en el piso, en otras mesas, dejándolos caer y chocando sus esquinas).

Yo: (Le abro los ojos incrédulo).

S: Nené, dejá todo eso, que el mozo ya se cabreó. ¡Terrible!

Cosas de Libreros 51


Señor: (Toma de la mano a su hijo de unos cinco años aproximadamente. Lo guía caminando sobre unas pilas de libros, de la más baja a la más alta donde lo recupera para volver a hacer el recorrido. El niño pisa emocionado y con mucha fuerza todos los libros). Cuidado con los libros, no te vayas a caer.

Cosas de Libreros 50


Señora: (Entra a la librería y ve una mesa baja sobre la que hay varias pilas de libros. Deja su bolso a un lado y agarra los libros del centro apilándolos en altas columnas a su lado. Una vez que la mesa se ha liberado se sienta en ella usando las demás pilas como respaldo y descansabrazos. La imagen completa es la de un trono de libros. Toma un libro y comienza a hojearlo mientras con otro libro se abanica) ¡Qué calor!

Cosas de libreros 49


Clienta: Me gustaría que me dieras la primera edición del Necronomicón.

Yo: ¿La primera edición?

C: Sí, la primera primera que se escribió, es un libro viejo, tiene siglos, es de antes de Cristo.

Y: Eh, pues, sí, pero es un libro ficticio.

C: ¿Cómo?

Y: Sí, es un libro inventado por un escritor que hacía novelas de terror, es un objeto ficticio, de fantasía. Existen ediciones del libro como artículo complementario.

C: No puede ser, es un libro antiguo y sagrado.

Y: Sí, es como los libros en los libros de Harry Potter, los que lleva en la escuela y que después sacaron a la venta. No existieron antes de que se mencionaran en Harry Potter.

C: Pero claro, Harry Potter es algo fantástico, este es un libro antiguo que un autor menciona porque se informa de ahí.

Y: Ya… pues me parece que sólo tendría ediciones recientes.

C: ¿Nuevas?

Y: Sí.

C: No, yo quiero el libro original, el antiguo.

Y: Quizás lo pueda conseguir en librerías de uso, de segunda mano o en anticuarios.

C: ¿Sí verdad? Gracias. Lo voy a buscar, espero que no sea muy caro.

Y: Por la antigüedad y la importancia yo creo que sí. Incluso a de estar muy bien resguardado, quizás hasta necesita de algún tipo de permiso para obtenerlo.

C: Esperemos que no. Gracias.

Cosas de Libreros 48


Clienta: Hola, me gustaría pedirte el libro de Los de debajo de Mariano Azuela.

Yo: Claro, en seguida te lo traigo.

Misma actriz mencionada: ¿Ese libro es bueno?

C: Sí, es un clásico de la literatura mexicana.

Y: Sí, es bueno.

A: Es que he escuchado que mucha gente habla del libro y pienso que entonces ha de ser muy bueno. O sea, y si es tan bueno y todo mundo lo está leyendo pues yo también quiero leerlo. A mi dame uno igualmente.

Y: Sí (les entrego los libros).

C: Gracias (se dirige a pagar).

A: (Da unas vueltas por la librería con algunos libros en la mano mientras lee la contraportada de Los de abajo. Se dirige conmigo) Yo creo que este no me lo llevo. No se ve como que me vaya a gustar.

Y: No te preocupes.

A: Voy a seguir viendo más libros, mientras recomiéndame algo de poesía.

Y: (Busco unos libros y cuando la busco para entregárselos ya está pagando en caja) Están también estos.

A: ¡Ay! Discúlpame, ya me tengo que ir. Pero recuérdalos (suelta un guiño) porque volveré. Gracias. (Sale de la librería. El chico que realiza el aseo me informa de quien era ella).

El campo del alfarero


Porque así como están, o terminan linchados o como el wey ese del nombre raro, todo reprimido, que se le ve a kilómetros lo joto y dice que no.

Me acaban de publicar en la Revista Purgante este cuento, sigan leyendo en:

y disfruten su demás contenido que es maravilloso.

Cosas de Libreros 47


Actriz medianamente conocida: Hola. Quiero un libro.

Yo: (Atendiendo a otro cliente me volteo a responderle sin reconocerla) permíteme tantito, termino y enseguida te atiendo. (Termino con el cliente) ¿En qué te puedo ayudar?

A: (Mirando mi gafete que dice “Libros”) ¿Así te llamas? (Sonríe).

Y: No (me rio), soy David, esto es por el área.

A: Lo sé (ríe nuevamente). Busco el libro de mi mamá.

Y: ¿Ese es el título?

A: No.

Y: Entonces quién es el autor.

A: La autora, es mi mamá.

Y: ¿Y cuál es el nombre?

A: (Me da el nombre con un poco de extrañeza).

Y: (Lo busco) No lo tengo.

A: ¿Por qué?

Y: Se agotó.

A: Ha de ser porque es bueno.

Y: Probablemente.

A: ¿Y van a pedir más?

Y: (Revisando en el sistema) No estoy seguro porque tiene un tiempo que no lo tenemos, quizás no se está reeditando.

A: Pues estaría bien que lo reeditaran.

Y: Sí…

Mi problema con la “inclusión forzada”


LENGUAJE MUY OFENSIVO, CONTINÚE SI ESTÁ DISPUESTO A TOLERARLO SIN SENTIR AGRESIÓN DIRECTA

Amigos, Amigas, Amigays, Amix, Amigues y demás, me tienen hasta la madre, pero HASTA LA MADRE con eso de la inclusión forzada. De verdad, pinche hueva su discusión pendeja para invalidar la existencia de las demás personas.

Poster de “Las Brujas” 2020


La población afrodescendiente de Estados Unidos representa el 16% de la población, por pura estadística 1.6 de cada 10 actores tendrían que ser afrodescendientes, no por representación sino por igualdad de oportunidades laborales. En una sociedad como la gringa compuesta de una diversidad tan pinche grande es una vergüenza pensar que sólo las personas blancas pueden tener todo tipo de papel mientras que las demás tiene que limitarse al papel del delincuente, la recamarera, el esclavo, la sirvienta o tener una película que les corresponda según la minoría a la que pertenezcan, (el peluquero gay, la plomero lesbiana, la sexoservidora trans…)


No sé si han leído a Roald Dahl, no sé si han leído La Sirenita, pero ya infiero que no, porque si pidieran “la versión original” estarían solicitando aquella en la que La sirenita intercambia su voz por una piernas que le van a dar dolores insoportables, una sirenita que se muere por no poder matar al príncipe y termina convirtiéndose en espuma de mar y uniéndose a los espíritus del viento, esa es la pinche versión que pedirían, porque en el cuento jamaaaaas, JAMAAAAAS, se dice que sea pelirroja ni que use conchas en el pecho carajamadre, tampoco se especifica su “origen étnico” porque las pinches sirenas no tienen origen étnico, santo Dios, si quieren lo original pidan pollos con cara y pecho de mujer, como las describían los griegos originalmente, o si quieren algo apegado a la realidad pidan un bicho con la piel transparente, que se le vean las venas porque vive en el fondo del océano y es hasta los 15 años (según el cuento) que se le permite como parte de una costumbre por su edad, salir a la superficie. Si quieren sus pinches versiones idénticas a las películas que vieron en esa infancia que no pueden entender que ya fue hace un chingo de años, entonces pidan eso, un copiar y pegar con efectos de los Avengers para ustedes, porque estas nuevas películas son para el nuevo mundo en el que vivimos donde la población transculutral es cada día más grande y visible.

Funerary statue of a siren in Pentelic marble, found in the Necropolis of Ceramics at Athens. The siren laments the dead, wings folded, playing on a tortoiseshell lyre. The right hand, which would have held the plectrum, is missing. The strings, probably made of bronze, would have been attached to the holes which can be seen in the body of the instrument. The plumage and other parts would have been picked out in colour. The statue flanked the stele of the Athenian warrior Dexileo who fell in combat in 394/393 BC (Work of 370BC, National Archeological Museum, Athens). “WIKIPEDIA”


¿Saben qué es forzado? ¡¿LO SABEN?! Lo que es forzado es que sólo presenten actores y actrices caucásicos en un cúmulo de población que se compone de gente mestiza, latina, asiática, afrodescendiente y todas las combinaciones que quieran, es más eso no es forzado, eso es racismo y teníamos la costumbre de entender eso como lo “normal”. Decir que la “inclusión forzada” (lo que sea que esa mierda de concepto vacío signifique para ustedes) ya reduce la calidad de la película o simplemente la desdeñen porque hay gente no blanca-gringa (porque si les ponen a un polaco seguro que también brincan, un poquito menos pero también), refleja un nivel de estupidez y racismo infinito (del que yo llegué a pecar estúpidamente hace años con Hermione en el teatro), cuando una película se juzga por varias cosas como la capacidad interpretativa (no relacionada con con el color de piel, ni preferencia sexual, ni identidad de género, ni religión…), la fotografía, el argumento, bla bla bla bla…. ni han visto la película y ya están mamando nomás por el color de piel, ¿ya ven cómo si son racistas?… es más, igual y no son racistas, nomas les gusta adoptar una postura pendeja porque se quejan desde México, donde evidentemente nuestra representación en los filmes gringos sigue siendo una mamada y aún así la consumimos con mucho agrado. Mientras no esté especificado “el personaje es mujer, blanca de ojos verdes bla bla bla” creo que se pueden meter su inclusión forzada por donde más les convenga y hasta si lo incluye, las adaptaciones pueden ser tan libres como al creador o creadora se le pegue en el orto.

https://www.stltoday.com/news/local/crime-and-courts/restaurant-owners-in-the-grove-find-whites-only-stickers-on-doors-windows/article_638a9759-e4fc-5d97-bda4-9e8315038221.html


Para terminar mi post de odio e ira, recuerdo que hace unos años una de mi sobrina que es de piel morena se puso a llorar, ella era muy chiquita, pero estaba llora y llora, inconsolable, porque era morena, porque no se parecía a ninguna de las princesas de Disney que le gustaban mucho, que veía todo el tiempo, que tenía en su cuarto. Ese día también me puse a llorar, porque me caga Disney y lo vemos como una herramienta pedagógica con valores familiares de mierda bla bla bla, pero nos excluye y lo permitimos, es más, LO EXIGIMOS con su mamada de “inclusión forzada” (deberíamos aplaudir que se están abriendo), pero lloré más por el coraje de que una niña tan inocente, tan imaginativa, se sintiera excluida en un mundo ficticio y obvio ni pensar en cómo se va a sentir de excluida en el mundo real donde no hay espacio para ella porque eso sería inclusión forzada.


Por mi que incluyan un pinche lagarto haciéndola de la sirenita y le pongan conchas en los pechos, neta me da igual mientras la peli esté chida. Lo que está de la verga es que busquen cualquier forma de invalidar el trabajo y las oportunidades de las demás personas (que en esta cadena social también les (nos) afecta, ojo ahí).
Gracias, besos y disfruten el dulce de calabaza (aquí les dejo el link a una receta).

https://www.cocinafacil.com.mx/recetas-de-comida/receta/dulce-de-calabaza-2/

Cosas de Libreros 46


Clienta: Hola, quisiera que me dieras un libro para esperar a alguien en el aeropuerto.

Yo: Claro, ¿algún género en especial?

C: No, lo que sea.

Y: Tengo algunas novelas sobre viaje.

C: No me gustan las novelas.

Y: De acuerdo, en el área de poesía tengo…

C: Tampoco me gustan los libros de poesía.

Y: Bien, ¿Te gustan los libros de ensayos?

C: No.

Y: ¿De historia?

C: No.

Y: ¿Biografías?

C: No.

Y: ¿Religión?

C: No.

Y: ¿Chistes?

C: No.

Y: ¿Actividades?

C: ¿Cómo crucigramas, sopas de letras y eso?

Y: Sí.

C: Ah, tampoco entonces.

Y: Seguro que de adivinanzas sí.

C: No ¿por?

Y: Sólo se me ocurrió.

C: Mejor le escribo que tome un taxi a mi casa. Gracias.