Cosas de Libreros 12


Clienta: (Buscando un libro en la pantalla táctil. La deja y se dirige al módulo de información con un compañero que estaba delante de mi cubriéndome)

Compañero M: ¿Qué tal? ¿En que le puedo ayudar?

C: Quiero el libro (menciona el título) en español porque aquí lo tienes en inglés.

M: (Busca en el sistema) Por el momento no lo tenemos, y en inglés sólo está en las sucursales…

C: ¡Ya lo sé!, ¡te dije que en español!, ¡busca ahora!

Yo: Buenas tardes, no tenemos el libro que usted busca y no lo trabajamos en español.

C: ¿Y me lo vas a conseguir?

Y: ¿Tiene el autor?

C: Sí, está en la computadora de allá.

Y: No veo, ¿me lo repites?

C: Es este (me enseña en su teléfono).

Y: No, sólo en inglés, ¿la editorial?

C: ¿Qué?

Y: ¿La conoces?

C: No

Y: Pues está difícil entonces. Supongo que mucho menos sabes la fecha de edición.

C: Pues es de hace como veinte años.

Y: Sí, ya lo sé que en inglés es de hace veintidós años, ¿pero y en español?

C: No sé.

Y: No tengo forma de rastrearlo. Ve a librerías de segunda mano, libros usados, quizás ahí te puedan ayudar.

C: ¿Y qué tú no puedes buscarlo?

Y: Lo lamento, sólo es para clientes (se da la vuelta y sale muy enojada).

Anuncios

Cosas de Libreros 11


Yo: ¿Le puedo ayudar en algo?

Clienta: ¡NO! ¡No quiero nada, nada en especial, no quiero nada, carajo! (Avienta un libro y se sale gritando)

Cosas de Libreros 10


Cliente: ¡Amigo mío! ¿Cómo estás?

Yo: (Sorprendido porque nunca había visto al cliente) Bien, gracias, buenas tardes ¿y usted?

C: Muy bien.

Y: ¿En qué le puedo ayudar?

C: Pues mira, quiero estos libros (me muestra cuatro libros) y sí te acuerdas que la semana pasada vine y me dijiste que me harías un descuento del veinte por ciento (jamás se han dado descuentos con ese porcentaje en esa librería sin razón específica).

Y: ¿De verdad?

C: Sí

Y: Me parece extraño porque no damos descuentos de ese tipo, ¿cuál era el motivo para el descuento?

C: Ah, pues no sé, tú me dijiste que si me llevo los libros me haces el descuento.

Y: Ya… me temo que no es posible, no damos ese tipo de descuentos.

C: Pero sí tú me lo dijiste la semana pasada que vine.

Y: ¿Yo?

C: Sí, tú, ahí, donde estás parado me dijiste eso, ¿qué ya no te acuerdas?

Y: ¿Yo la semana pasada?

C: Qué sí

Y: Me parece extraño porque yo entré a trabajar esta semana, hoy es mi cuarto día (cosa que era mentira pero uno ya sabe cómo manejar a la gente tan particular).

C: Ah, pues si no fuiste tú fue alguien más.

Y: (Iniciando la táctica para dejarlo sin salida) ¿En la mañana o en la tarde?

C: En la mañana

Y: En la mañana sólo hemos tenido una compañera mujer (mentira también)

C: Entonces en la tarde.

Y: ¿Era un chico delgado?

C: No me acuerdo

Y: ¿Alto?

C: Que no me acuerdo

Y: ¿Rubio?

C: Qué no sé.

Y: ¿Pero sí recuerda lo del descuento?

C: Sí, y me dijo que esa cantidad.

Y: Creo que ya sé quién es

C: Entonces me haces mi descuento.

Y: Lo lamentó, no es posible, la persona que se lo prometió la despidieron hace unos días por generar conflictos en la empresa y autorizar descuentos que no damos. Yo entré en su lugar (mentira).

C: ¿Entonces tú me haces el descuento?

Y: No señor, no es posible.

C: A mí me prometieron un descuento si compraba estos libros.

Y: No son libros maltratados, no son libros de saldos, no son libros de segunda mano, no tienen un descuento por oferta en la editorial, no tienen algún descuento adicional, me temo que no hay descuento para esos libros.

C: Pero a mí me prometieron descuento ustedes.

Y: ¿Algo más en lo que le pueda ayudar?

C: Mi descuento o le hablas a tu encargado (ya muy molesto).

Y: Claro (le hablo al encargado quien le niega el descuento inmediatamente, el señor sale muy molesto y avienta los libros en la caja)

Cosas de Libreros 9


Clienta: ¿Tendrás las mujeres y los lobos?

Yo: Me parece que es “Mujeres que corren con lobos”

C: ¿Y es otro ese?

Y: ¿Cómo?

C: Sí, que si es otro libro distinto al que yo te pedí, porque yo quiero el que te pedí.

Y: No, el título real del que usted me pidió es el que le he dicho.

C: ¿Cómo que real?

Y: El título del libro no es el que usted me dio, es el que yo le dije.

C: ¿Cómo sabes?

Y: Porque es un error común.

C: Pero no es como que me esté equivocando.

Y: ¿Quiere que le traiga el libro para que lo vea?

C: ¿Y va a ser el que te pedí?

Y: Sí, pero con el título correcto.

C: Tráelo.

Y: (Busco el libro en su sección y se lo entrego)

C: ¿Y de dónde lo trajiste?

Y: De su sección, de desarrollo humano.

C: Tipo, ¿es superación personal?

Y: Así lo tenemos clasificado.

C: Pero lo que yo busco es filosofía feminista y de género.

Y: Me temo que puede variar según el criterio de la librería.

C: Sabes, mejor lo buscaré en otra librería con el título que yo tengo, igual y ahí sí saben lo que busco.

Y: Buen día.

Cosas de Libreros 8


Clienta: (Con blusa de manta y bordados de flores, jeans, cabello teñido de rubio, tacones, gafas para el sol, aretes artesanales, brazaletes de oro en una mano y pulsera tejida en la otra, bolso gigantesco y llaves en mano) Buenas tardes, tienes el libro de “las mujeres indígenas y sus derechos y obligaciones en la sociedad o algo así”?

Yo: Sí, tiene un costo de (menciono el costo).

C: Dámelo porfa, pero no tardes porque me estacioné en doble fila. (suena su celular, saca un teléfono de última generación, contesta) Hola, sí, claro, sí amiga, aja, sí, claro, claro que sí, ¿de verdad? (llega el libro pero sigue hablando) es una pena, es el estúpido consumismo, sí, dile que no estás de acuerdo, ¿yo? (toma el libro y lo revisa) no puedo, estoy muy gastada, claro, el poder adquisitivo ha disminuido, se ve en todos lados, es el estúpido capitalismo, sí, claro, no amiga, ya, ya, aja, ya, no, pues dile eso, sí, no, claro que no, despídela, aja, bueno, me marcas luego nena que estoy haciendo un pago. (cuelga) ¿cuánto te debo?

Y: Son (indico la cantidad)

C: ¿No tienes descuento?

Y: En este libro desafortunadamente no

C: Ni si te pago con American

Y: No, disculpe.

C: Por eso la gente no lee, porque los libros son mega caros y a la gente no le alcanza, el país está lleno de ignorantes porque las librerías se niegan a bajar sus precios. Ni la competencia, caray.

Y:…

C: Cóbrame (extiende su tarjeta American Express color dorada) pero rápido que estoy estacionada en doble fila y ni descuento me haces por si me agarra la grúa.

Y: Aquí tiene, gracias por su compra, que tenga buen día.

C: Sí, gracias.

(sale de la librería, atraviesa la calle y se sube a una camioneta blanca).

Cosas de Libreros 7


Cliente: Hola, quería preguntar ¿este libro tiene algún descuento por estar abierto?.

Cosas de Libreros 6


Cliente: Disculpa ¿tus medicamentos?

Compañera de Discos: ¿Perdón?

C: ¿Dónde están tus medicamentos?

D: (Se le queda viendo de forma extraña pues bien podría tratarse de algún cliente que se siente mal)

C: ¿Qué no vendes medicamentos?

D: No sé si sepas, pero esto una librería y vendemos libros… aunque también tenemos un área de audiovisuales.